Energía

Repsol pide que la reforma eléctrica se realice con cargo a los Presupuestos

Brufau reclama un mercado único de la energía

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha reclamado este martes que la Ley de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico se realice con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para que los ciudadanos no tengan que pagar más impuestos por el consumo del gas y de los combustibles. "Que no paguen los errores del sector eléctrico en el pasado", son "recargos por costes pasados", insistió.

Brufau también se hizo eco de las peticiones desde la industria, que está en contra de un modelo impositivo que supone "un torpedo en la línea de flotación" para la supervivencia de las empresas del sector fabril. El presidente de Repsol ha intervenido en unas jornadas en San Sebastián organizadas por Elkargi, la mayor sociedad de garantía recíproca de España. En su conferencia ha pedido un mercado único europeo para la energía, algo que no se ha conseguido en los últimos treinta años pese a diferentes debates, en su opinión.

De hecho, Alemania vuelve a la generación por carbón, por el recorte de suministros del gas ruso por la invasión de Ucrania, Francia intensifica su capacidad nuclear y los Países Bajos reducen su relación con el gas, explicó. También defendió la necesidad de la descarbonización de la economía, pero al ritmo actual de emisiones esta no se conseguirá hasta dentro de 15 o 20 años, y eso con una subida de las temperaturas entre 1,5 y 2 grados, a su juicio.

Brufau huyó de estrategias aceleradas porque "hay tiempo para aplicar rutas de costes más eficientes" que también permitan la reducción de emisiones de CO2. La transición energética necesita "tiempo" y la asunción de "muchos costes", con transparencia informativa a los ciudadanos, para que sean conscientes de la factura que tienen que pagar por este cambio, señaló. Antes de la guerra de Ucrania, dijo Brufau, el petróleo ya se había encarecido un 32 %, el gas un 199 % y el carbón un 122 % más.

Asimismo advirtió que la generación mundial está apoyada al 80 % en los combustibles fósiles, por lo que no es un cambio que se haga " de hoy para mañana". Porque "hay que ir sustituyéndolos, y no solo con electrificación". Se mostró en contra de la prohibición a partir de 2035 de la producción de motores de combustión interna, "¿de qué vamos?, dijo, porque la mayoría de la industria de automoción europea está centrada en este componente.

Por eso pidió una "descarbonización ambiciosa pero realista" porque la "electrificación total no es la solución".

Normas
Entra en El País para participar