Dodge & Cox aflora un 3% en Santander y se convierte en su segundo accionista

El fondo estadounidense se coloca por detrás de BlackRock (5,426%) en el accionariado y supera a Norges Bank (3,006%) y Amundi (3,004%)

Logo de Santander en uno de sus oficinas.
Logo de Santander en uno de sus oficinas. Getty

Dodge & Cox se ha convertido en el segundo accionista de Santander. El fondo estadounidense ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que cuenta con una participación del 3,038% en el banco español. Teniendo en cuenta el precio de los títulos de Santander al cierre de la Bolsa de hoy (2,64 euros por acción), esta participación está valorada en 1.364 millones de euros.

Esta operación se produjo el pasado lunes, 13 de junio. En la notificación a la CNMV, el fondo señala que estas acciones pertenecen a fondos y carteras administradas por Dodge & Cox, que tiene el poder de votar y "plena discreción" sobre la disposición de las acciones, si bien no es el beneficiario efectivo de los títulos adquiridos.

La entidad norteamericana no detalla cual era su posición anterior en el capital de Santander, pero no significa que de golpe haya adquirido esa participación del 3,038%. Los grandes inversores están obligados a revelar sus posiciones cuando rebasan el 3%. Habitualmente hay accionistas que cuentan con participaciones cercanas a ese 3% y cuando lo superan se hace pública, como ha sido el caso.

Tras este movimiento, BlacRock se mantiene como primer accionista significativo de Santander, con el 5,426% del capital. El fondo estadounidense es el que tiene mayor presencia entre las posiciones destacables de los bancos españoles. Además de la participación en Santander, controla un 5,917% en BBVA, un 4,991% en Sabadell y un 3,211% en CaixaBank.

En segundo lugar, se sitúa Dodge & Cox con el citado 3,038%, seguido del fondo soberano de Noruega (Norges Bank) con el 3,006% y Amundi, con el 3,004%.

Las acciones de Santander cerraron ayer con una caída del 2,04%. En lo que va de año, los títulos del banco se dejan un 8,7%, en parte lastrados por la coyuntura económica en Brasil, su principal mercado. Y es que el país atraviesa por un contexto de inflación desbocada (se sitúa en el 11,73%, el doble del objetivo establecido por el Banco Central de Brasil para este año) y unos tipos de interés muy duros (este miércoles el propio Banco Central brasileño los situó en el 13,25% anual, su mayor nivel desde 2016.

A ello se suma que tras el anuncio del Banco Central Europeo sobre la subida de tipos que ejecutará a partir del mes de julio, todo el sector financiero se resintió en los mercados debido al temor a una desaceleración de la economía en el entorno europeo.

A pesar de las caídas en Bolsa, los analistas consideran que Santander es una opción de compra. "El castigo que está sufriendo el valor no es justificable y vemos las caídas más como una oportunidad de compra", señalaba Renta 4 en su análisis tras la presentación de resultados del primer trimestre del banco.

En la misma línea, Credit Suisse apuntó que "la perspectiva del coste del riesgo se mantiene resiliente a pesar del ya esperado deterioro de la calidad de los activos en Brasil". De todas formas, el equipo de análisis de la entidad calificó los resultados como "sólidos". De media, las casas de análisis le otorgan un precio objetivo sobre los 4 euros por acción.

Normas
Entra en El País para participar