El patrimonio de los fundadores de Coronita arraiga en España con fondos y obra social

Varias familias herederas del Grupo Modelo se han instalado en Madrid

Imagen de archivo de la salida a Bolsa del Grupo Modelo en la Bolsa de Madrid. La cervecera mexicana llegó a cotizar en España unos años.
Imagen de archivo de la salida a Bolsa del Grupo Modelo en la Bolsa de Madrid. La cervecera mexicana llegó a cotizar en España unos años.

El Grupo Modelo es la mayor compañía cervecera de México. El fabricante de la cerveza Coronita (Corona Extra, desde 2016) fue fundado hace casi un siglo por un grupo de emigrantes españoles, originarios de León y el País Vasco. Tras décadas vinculados a la gestión y la propiedad de la cervecera, en 2012 alcanzaron un acuerdo con el gigante Anheuser-Busch InBev (AB InBev) para vender el 50% que aún no controlaba del grupo Modelo, a cambio de pagar 20.000 millones de dólares (16.000 millones de euros).

La venta de la participación recayó sobre los Fernández González, los Aramburuzabala, los Díaz… Algunos se fueron a Miami, otros siguen en México, y unos pocos decidieron hacer el camino de vuelta de sus abuelos para instalarse en España e invertir parte del dinero de la cervecera.

Ese es el caso de Carlos Fernández González, que fue consejero delegado y presidente del grupo Modelo, justo antes de su venta definitiva a AB Inbev. Y de su mujer, Lucrecia Aramburuzabala que es, junto con su hermana Mariasun, una de las herederas más prósperas del imperio Coronita. Entre las dos controlan el family office Tresalia Capital, lo que las convierte en dos de las mujeres más ricas de México.

En esta década, Fernández González se ha convertido en uno de los mayores inversores de la Bolsa española, con importantes posiciones en Banco Santander, Inmobiliaria Colonial (1er accionista individual), Amrest (máximo accionista, con 56% del capital) y Grupo Prisa (editor de Cinco Días).

Además, Fernández González es presidente del Grupo Finaccess, un holding de varias compañías dedicadas a la gestión de activos financieros, con presencia en México (donde gestionan más de 1.000 millones de dólares), Estados Unidos y, desde hace un año, en España, a través de Finacces Value Agencia de Valores.

Los tres fondos de la nueva firma

  • Renta fija. Finaccess Value fichó a David Ardura como uno de los grandes referentes en España en la gestión de bonos. El fondo Finaccess Renta Fija Corto Plazo ha aguantado muy bien las fuertes depreciaciones de la deuda en 2022 y solo pierde un 1%.
  • Estrategia dividendo. El fondo Finaccess Estrategia Dividendo Mixto invierte en Bolsa global (sobre todo en empresas de calidad que paguen buenos dividendos) y en renta fija flexible, y pierde solo un 3,3%.
  • atl Finaccess Global. Se trata de otro fondo de inversión mixto que puede tener en Bolsa entre el 30% y el 70% de la cartera. En estos vehículos participan en su asesoramiento tanto David Ardura (especializado en renta fija), como Alfonso de Gregorio y Lola Jaquotot, que está especializados en el análisis de compañías. El fondo está perdiendo en el año un 6,7%.

La filial española, que gestiona cerca de 50 millones de euros, ha fichado a varios reputados gestores de fondos, como David Ardura, Lola Jaquotot y Alfonso de Gregorio, y ha lanzado ya dos fondos de inversión, en los que actúan como gestores. También ofrecen servicios de gestión discrecional de carteras y de asesoramiento. El objetivo es reconvertir una estructura de family office en una gestora de activos abierta a todo tipo de clientes.

Como primer paso, Finaccess ha abierto una oficina para atender al público en el barrio de los Jerónimos de Madrid, una de las zonas más caras de la capital. Y a pocos metros de Bestinver, la gestora que tiene como origen el family office de los Entrecanales.

Fuentes de la entidad explican que por ahora la mayoría de los clientes externos “son internacionales”. Se trata de un perfil “del que conocemos perfectamente sus necesidades y las implicaciones fiscales de invertir en España, porque es algo llevamos años haciendo”.

Además de la presencia en la Bolsa española y la agencia de valores, la otra gran aportación de estas familias del grupo Modelo es la puesta en marcha de varias obras sociales en España. El caso más llamativo es la compañía sin ánimo de lucro Soltra (Solidaridad y Trabajo Virgen del Camino), fundada en 2000 por Antonio Fernández (un leonés sobrino de uno de los fundadores de la cervecera y tío de Carlos Fernández González).

Soltra (que también tiene en su accionariado a los dominicos, Unicaja y Gureak, otro grupo de empresas sociales) está dedicado a crear puestos de trabajo para personas con capacidades diferentes. El grupo emplea a 416 personas (el 91% con algún tipo de discapacidad), en el sector industrial, lavanderías, logística… con presencia en España, México y Dinamarca.

“Estas familias dan mucha importancia al componente social de las inversiones, y creemos que en este enfoque podemos aportar mucho valor”, según fuentes de la entidad.

Normas
Entra en El País para participar