Las compañías de TDT advierten del peligro para el sector si se cambia el espectro

Critican que en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2023 se debata un posible cambio en el acceso a la banda de espectro 470–694 MHz

Las compañías de TDT advierten del peligro para el sector si se cambia el espectro

Televisión Abierta, el grupo conformado por los principales agentes de la Televisión Digital Terrestre (TDT) en España, desde las cadenas de televisión de UTECA a las instaladoras de Fenitel, y empresas de red como Cellnex, ha advertido del riesgo que hay para el sector si se cambia el status quo del espectro, tal y como se ha planteado.

Este grupo señala que, en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2023 (CMR-23), se debatirán posibles cambios en el acceso a la banda de espectro 470–694 MHz, conocida como “sub700MHz”, por donde actualmente se emite la TDT. Según estas empresas, en caso de alteración del actual statu quo, el resultado impactará a la TDT y al resto de usuarios de la banda.

En un comunicado, Televisión Abierta explica que existe un intenso debate entre administraciones de diferentes países sobre el futuro del acceso a la banda sub700MHz. “En aras de una supuesta flexibilidad en el uso de esta, algunas administraciones plantean abrirla a otros usos, pero sin aportar estudios concluyentes sobre la relación coste-beneficio que ello supondría”, afirma.

“En España sabemos bien que abrir la banda a otros usos significaría perder uno de los ecosistemas audiovisuales más potentes y diversos de Europa. También sabemos que se produciría una grave alteración de las dinámicas competitivas del mercado. Pero no conocemos ningún beneficio para España en caso de que cambiase la regulación de acceso al espectro”, insisten estas empresas.

Según Televisión Abierta, una decisión favorable a cambiar el actual régimen de acceso a la banda sub700MHz en la CMR-23 pondrá en riesgo el acceso universal, libre y gratuito de los ciudadanos españoles a la plataforma de consumo mayoritario que cumple con los requisitos de servicio de interés general, alterando gravemente la competencia existente en el sector audiovisual e incluso la propia producción española de contenidos.

“Por todo lo anterior, la posición de Televisión Abierta con respecto al punto 1.5 de la agenda de la CMR-23 es la defensa de la seguridad jurídica en el mantenimiento de la prestación del servicio de TDT en la banda UHF y por lo tanto de “no cambio”, manteniendo su asignación en primario, como hasta la fecha”, dice este grupo, que precisa que la presente posición es compartida con la mantenida oficialmente por la Administración Española, el sector europeo de las industrias creativas y culturales, así como con organizaciones representativas del sector en Europa, tales como la Unión Europea de Radiodifusión (UER) o la Broadcast Networks Europe (BNE).

Televisión Abierta explica que la TDT, para llegar a los hogares utiliza la banda de espectro 470–694 MHz, que es la única disponible tras haberse acometido el primer y el segundo dividendo digital. Con el dividendo digital, la banda de 800 MHz, primero, y de 700 MHz, después, pasaron a las operadoras de telecos para los servicios de telefonía móvil.

“Sin acceso a esta banda garantizado a largo plazo, la TDT verá comprometida su capacidad inversora, operativa, innovadora y competitiva. Como consecuencia directa, los ciudadanos no tendrían acceso universal, libre ni gratuito a los contenidos en abierto actuales”, dicen estas empresas, que añaden que la libertad de elección se vería reducida por decisiones regulatorias y no por dinámicas de mercado. “También la propia producción española de contenidos se vería gravemente comprometida”, manifiestan.

Normas
Entra en El País para participar