La CNMV pide que las gestoras revisen cada año las comisiones y gastos que aplican

El regulador ha constatado que no hay problemas de imputación de costes ocultos

Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La CNMV ha pedido hoy a las gestoras de fondos de inversión que revisen anualmente "el proceso de fijación de precios" para sus productos, de modo que apliquen adecuadamente las comisiones y gastos que cobran los fondos de inversión a los clientes. El objetivo es que no se cargue ningún gasto indebido.

La comunicación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) llega unos días después de que el supervisor europeo (ESMA, por sus siglas en inglés) hiciera público un informe sobre esta cuestión.

El estudio de ESMA no señalaba a ningún país en concreto, pero sí que apuntaba que en algunos casos se habían detectado malas prácticas en este ámbito, al haber gestoras que cargaban a los fondos de inversión algunos gastos que no debían asumir.

Los fondos de inversión son instituciones de inversión colectiva. La gestora capta el dinero de los clientes, los mete en un vehículo, y se dedica a comprar y vender activos financieros para que logren algo de rentabilidad. El cliente no paga directamente una comisión a la gestora, sino que esta la descuenta diariamente del propio patrimonio del fondo. La comisión más habitual es la de gestión (que se queda la propia gestora), pero también hay de depositaría, así como gastos de corretaje, de análisis, gastos administrativos...

La CNMV explica que "con carácter general no ha observado que se estén cargando costes indebidos" en los fondos, por parte de las gestoras. Y considera "adecuado", el nivel de transparencia que hay en España.

Con todo, el supervisor ha pedido al sector que haga esa revisión anual de los costes y comisiones que está aplicando cada fondo de inversión. Y que se cree "un proceso de fijación de precios estructurado y formal", para evitar que se produzcan abusos que perjudiquen al inversor final.

El supervisor de los mercados financieros también recuerda que si la gestora detecta que se han aplicado costes indebidos deberán realizar una compensación para revertirlos. 

Otro de los problemas que detectó ESMA es que en ocasiones se podían conflictos de interés en las gestoras controladas por grandes grupos financieros, con los importes y los costes que cargaban en los fondos. La CNMV recuerda al sector que estas ocasiones es importante que las gestoras cumplan a rajatabla con los procedimientos de "operaciones vinculadas", para evitar esos conflictos.


Normas
Entra en El País para participar