Infraestructuras

El Senado deberá votar si se crea una comisión para investigar la salida a Bolsa de Aena

27 senadores elevan a la mesa del pleno la petición de una comisión de investigación

Imagen de archivo del pleno del Senado.
Imagen de archivo del pleno del Senado.

Un grupo de 27 senadores ha registrado una petición para que el pleno de la Cámara Alta vote la creación de una comisión de investigación sobre la venta del 49% de Aena en 2015 a manos privadas.

La iniciativa parte de los Grupos Parlamentarios de Izquierda Confederal (Adelante Andalucía, Més Per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Agrupación Socialista Gomera), el Grupo Parlamentario Nacionalista (Junts Per Catalunya, Coalición Canaria / Partido Nacionalista Canario) y el Grupo Parlamentario Esquerra Republicana-Euskal Herria Bildu.

La exigencia de un proceso de investigación está alineada con la reivindicación que durante años está abanderando el sindicato ASAE, desde donde se insta a PSOE y Podemos a sumarse a la vista de declaraciones de años atrás contra la privatización parcial del gestor aeroportuario. Ahora es improbable que el partido en el Gobierno dé ese paso. Una eventual comisión también tendrá, previsiblemente, el voto en contra del PP.

Los 27 que se dirigen a la mesa de Senado con la solicitud de creación de la comisión de investigación argumentan que la inversión de institucionales para hacerse con el 49% en 2015 ha sido cubierta con el 70% de los dividendos distribuidos en cuatro años.

Aena salió a cotizar con el PP de Mariano Rajoy en el Gobierno a un precio de 58 euros por acción, valor que se ha llegado más que a doblar, subrayan los senadores firmantes. Y añaden que esa revalorización “siembra dudas sobre una infravaloración que ha hecho perder a las arcas públicas mucho dinero. El expolio de Aena, vía Enaire, por el Partido Popular con una ley de 2010 del PSOE es un tema muy escandaloso que nadie investiga”.

El Estado obtuvo un cheque de 4.263 millones en plena crisis financiera con la colocación del 49% de Aena y mantuvo el control accionarial con el 51% restante a través de Enaire. Los senadores que buscan ahora que se idague sobre esa histórica OPV señalan que la parte privada ya ha cobrado dividendos por 2.200 millones.

Régimen de compañía pública

Durante años se ha sostenido en Aena que la entrada de accionistas privados y la consiguiente cotización en Bolsa han dado visibilidad a la compañía y ha modernizado su gestión. Sin embargo, la empresa mantiene raíces y estructura de compañía pública. En su condición de sociedad mercantil estatal cotizada, Aena está sujeta a la normativa reguladora del sector público, prevalente en su caso sobre el Derecho Privado, y la remuneración de sus consejeros y directivos está circunscrita en el régimen público retributivo, en el que Hacienda marca niveles de sector público.

En estos años como cotizada la firma que ahora preside Maurici Lucena ha mantenido la gestión aeroportuaria respetando el concepto de red. Un hecho esencial para algunos de los firmantes, en cuya petición se habla de empresa estratégica para el futuro del país, en especial de Canarias y Baleares, y la vertebración del territorio. De hecho, se llega a afirmar que la privatización está acabando con el principio de solidaridad en el que se basa la red de aeropuertos.

Tras un ERE voluntario ejecutado en 2013 con más de un millar de salidas, y que posteriormente fue secundado por Adif e Ineco, Aena ha mantenido el empleo y la operativa de los aeropuertos, durante la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19. El estallido de la pandemia supuso un fuerte revés para una compañía que cerró en 2019 un ejercicio récord en actividad y resultados. El pay out ofrecido a los accionistas era del 80%.

Lucena y su equipo ultiman ahora nuevo plan de desarrollo y una alta remuneración a los accionistas vuelve a estar en el centro de la estrategia.

Normas
Entra en El País para participar