Alimentación

Los comités de Siro acuerdan con los fondos evitar el cierre y revertir las rebajas salariales

El acuerdo que limita temporalmente la reducción de sueldos debe ser aprobado ahora por las asambleas

La fábrica de Cerealto Siro en Venta de Baños (Palencia).
La fábrica de Cerealto Siro en Venta de Baños (Palencia). EFE

Los comités de empresa de Cerealto Siro en Castilla y León han alcanzado esta madrugada un principio de acuerdo con el Ministerio de Industria y los fondos de inversión Davidson Kempner y Afendis sobre el plan de competitividad de la compañía en todas las plantas de la Comunidad, que cuentan con 1.700 trabajadores.

El acuerdo, que ahora debe ser aprobado por las asambleas de los trabajadores, evita el cierre de la planta en Venta de Baños y limita temporalmente la reducción en los salarios, dijo Gonzalo Díez Piñeles, responsable de Industria en Comisiones Obreras de Castilla y León.

La otra novedad, según Díez Piñeles, es que no ha sido el Grupo Siro el que ha puesto las propuestas sobre la mesa sino directamente los fondos de inversión, lo que le da seriedad a su intención de adquirir el grupo.

El acuerdo llegó sobre las tres de la madrugada de este viernes durante la reunión en el Ministerio de Industria con la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el director general de Industria, Galo Gutiérrez, en la que también ha estado presente la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, además de los fondos de inversión.

Tras horas de negociación se ha alcanzado un principio de acuerdo que se someterá a la votación de los trabajadores en las asambleas que se celebrarán este sábado en los centros de trabajo de Aguilar de Campoo y Venta de Baños, en Palencia, y Toro, en Zamora, y a las que asistirá Maroto. Tal y como se ha planteado en Madrid, el acuerdo será el mismo para todas las factorías del grupo.

Por respeto a los trabajadores, que aún no conocen la integridad de la propuesta, Díez Piñeles no dio detalles sobre el acuerdo, pero un teletipo de la agencia EFE habla de una mejora salarial futura de un 8 por ciento para los trabajadores, lo que hace pensar en que el porcentaje de reducción que podrían estar enfrentando los trabajadores ahora estará en torno a esa cifra.

"El compromiso de la ministra a asisitr a las asambleas de trabajadores" es una buena señal, dijo Díez Piñeles. "Los trabajadores ven que hay una implicación al más alto nivel desde el gobierno de España, que ha logrado que el fondo se mantenga y que mejore la oferta que el Grupo Siro había puesto sobre la mesa", dijo.

La multinacional lleva meses negociando con los comités de empresa de sus centros de trabajo en España un plan de mejora de la competitividad, que empeoraba las condiciones laborales de los trabajadores, como paso previo a la entrada del fondo norteamericano Davidson Kempner y del turco Afendis en su accionariado para inyectar capital a la empresa que acumula una deuda cercana los 300 millones de euros. El rechazo del plan inicial presentado por la empresa había provocado la salida de los dos fondos, que ahora han vuelto a interesarse por la operación.

Normas
Entra en El País para participar