Crónica de Bolsa

El Ibex arranca junio con una caída del 1,2% y se despide de los 8.800 puntos

Telefónica lidera los recortes

Las Bolsas europeas estrenan junio dispuestas a darse una tregua, pero las subidas del comienzo de la sesión se han moderado e incluso el Ibex 35 ha girado a la baja, lastrado por Telefónica y Cellnez. Los inversores asisten hoy a una batería de datos macroeconómicos como los PMI manufactureros de la zona euro y a la caída de los precios del petróleo tras varias jornadas de ascensos.

El Ibex 35 comenzó con buen pie, pero concluye con un recorte del 1,18% que le llevan a pededirse de los 8.800 puntos. Telefónica cede un 2,69%. Le siguen Cellnez y Colonial con descensos del 2,24% y del 1,9%, respectivamente. Iberdrola se deja un 1,72%. Entre las ganancias destaca Acciona, que sube más del 3,45% gracias a que Alantra ha elevado la recomendación sobre el valor. Por otro lado, el grupo textil Inditex supera este miércoles a Iberdrola por capitalización bursátil, con lo que vuelve a situarse en el primer puesto del Ibex, con algo más de 70.343 millones de euros.

El comportamiento de Ibex se ha situado en línea con la sus homólogos europeos. El Dax alem´na retrocede un 0,33%; el Cac francés, 0,77%; el FTSE británico, un 0,98% y el Mib italiano, un 0,9%. Al igual que las Bolsas europeas, Wall Street da la bienvenida a junio con descensos. Al cierre de los mercados europeos el Dow Jones cedía un 1,1% y el Nasdaq, un 1%.

Se ha publicado que la actividad manufacturera española se aceleró en mayo pese al aumento de los costes, según el índice de gerentes de compra (PMI), que subió a 53,8 puntos desde los 53,3 de abril, ampliando así a 16 meses consecutivos el periodo de crecimiento, aunque el estancamiento de la demanda y la inflación sugieren que la estanflación representa una amenaza real. También se ha conocido que el paro de la eurozona repitió en abril el mínimo histórico del 6,8%. España registra la mayor tasa de paro de la UE, con un 13,3%.

En Asia, el Nikkei subió un 0,65% impulsado por la devaluación del yen. Por su parte, la Bolsa de Hong Kong bajó un 0,56% por el comercio y la industria. Hay demasiadas preocupaciones en este momento para los mercados, dijo Carol Schleif, subdirectora de de inversión de BMO Family Office, que considera que la renta variable sufrirá durante algún tiempo debido a las incertidumbres, como la guerra entre Rusia y Ucrania, la economía mundial y la inflación.

Ayer, se conoció que la confianza de los consumidores de EE UU se redujo modestamente en mayo, mientras que el crecimiento de los precios de la vivienda en EE UU se aceleró inesperadamente hasta alcanzar niveles récord en marzo. Otros datos clave que se publicarán esta semana son las cifras mensuales de las nóminas no agrícolas para conocer la evolución del mercado laboral. El euro cae ligeramente y se sitúa al borde los 1,07 dólares.

Después de nueve sesiones consecutivas al alza, el Brent hace un alto en el camino. El crudo de refrencia en Europa corrige un 4,5%, hasta los 117 dólares. Wall Street Journal publica que algunos miembros de la OPEP están explorando la idea de suspender la participación de Rusia en un acuerdo de producción de petróleo a medida que las sanciones occidentales y la prohibición europea parcial comienzan a socavar la capacidad de Moscú para bombear más.

La publicación explica que eximir a Rusia de sus objetivos de producción de petróleo podría potencialmente allanar el camino para que Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y otros productores en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) bombeen significativamente más crudo, algo que Estados Unidos y las naciones europeas han presionado para que hagan.

Normas
Entra en El País para participar