Ávoris retrasa el inicio de las negociaciones con los sindicatos para pactar el ERE

La SEPI autorizó 200 despidos tras prestar 320 millones para la fusión con Globalia

Vicente Fenollar, presidente ejecutivo de Ávoris.
Vicente Fenollar, presidente ejecutivo de Ávoris.

Ávoris, la mayor agencia de viajes de España, con 1.500 puntos de ventas y 6.300 empleados, ultima el despido colectivo que anunció el pasado 16 de mayo y que afectará, como mínimo, a 200 trabajadores. En la comunicación a los sindicatos, el gigante de la distribución había establecido el 1 de junio como fecha de arranque para negociar el ERTE y constituir la comisión negociadora con los sindicatos.

Esa fecha se retrasa por ahora. Fuentes del Sindicato Profesional de Viajes (SPV), con amplia mayoría en Ávoris, reconocen que estuvieron esperando todo el día de ayer la llamada de la compañía para constituir la mesa negociadora del ERE. Algo que no ocurrió y que incrementa la incertidumbre sobre el impacto real del despido. En el acuerdo firmado con la SEPI tras desembolsar 320 millones para el rescate de Globalia y Ávoris, se establecía un margen para realizar hasta 200 despidos, que representaban el 3,3% de la plantilla. Con anterioridad, la sociedad pública rechazó la primera propuesta realizada por Ávoris, que aspiraba a llegar a 600 despidos, en torno al 9% de la plantilla.

Las dos divisiones afectadas por el ERE (Viajes Halcón y Ávoris Retail Division) suman 2.800 empleados entre ambas, con lo que si finalmente se pone en marcha el despido colectivo, este tendrá que afectar como mínimo al 10% de la plantilla (en torno a 280 trabajadores). Por lo tanto, los sindicatos no descartan que la cifra inicialmente pactada con la SEPI se vea ampliada y que se abra un nuevo proceso de negociación con bajas incentivadas.

De hecho consideran que la cifra podría aproximarse más a los 475 empleados que salieron en el ERE aprobado por Viajes El Corte Inglés, la otra gran agencia de viajes que ha acometido un proceso de salidas laborales sin precedentes. Esas 475 salidas supusieron un 9,5% de los 5.000 trabajadores en plantilla frente a los 615 trabajadores que inicialmente iban a perder su puesto de trabajo.

En el ERE de Viajes El Corte Inglés, los despidos voluntarios se indemnizaron con 33 días por año trabajado y un máximo de 20 mensualidades, mientras que en el caso de los forzosos, la contraprestación bajó a 25 días por año trabajado con un límite de quince mensualidades.

Normas
Entra en El País para participar