Abramovich completa la venta del Chelsea a Todd Boehly

El empresario estadounidense cierra una operación que ronda los 5.000 millones de euros, la más alta de la historia de una franquicia deportiva

Todd Boehly en un partido del Chelsea FC, en mayo.
Todd Boehly en un partido del Chelsea FC, en mayo.

Vendido. El equipo inglés de fútbol Chelsea FC ha pasado este lunes oficialmente a manos del consorcio liderado por el empresario estadounidense Todd Boehly, casi tres meses después de que su antiguo dueño, el oligarca ruso Roman Abramovich, pusiera a la venta el club tras ser sancionado por el Gobierno británico por su estrecha conexión con el Gobierno de Vladímir Putin.

Tras completar una operación que ronda los 5.000 millones de euros, la más alta de la historia de una franquicia deportiva, Bohely compartirá el control conjunto y la gobernanza equitativa del Club con con el fondo de inversión californiano Clearlake Capital.

“Nos sentimos honrados de convertirnos en los nuevos custodios del Chelsea Football Club”, ha señalado este lunes Boehly. “Estamos todos dentro, al 100%, cada minuto de cada partido. Nuestra visión como propietarios es clara: queremos enorgullecer a los aficionados. Junto con nuestro compromiso de desarrollar el equipo juvenil y adquirir el mejor talento, nuestro plan de acción es invertir en el club a largo plazo y aprovechar la notable historia de éxito del Chelsea", ha agregado. 

Por su parte, el Gobierno británico ha celebrado el buen término de la venta, asegurando en un comunicado que el club ya no está sujeto a las sanciones impuestas a Abramovich por su apoyo económico al Kremlin, a pesar de que el magnate ruso ha negado tales lazos.

"El futuro a largo plazo del Chelsea está seguro ahora y se han establecido medidas preventivas para garantizar que las personas sancionadas no puedan beneficiarse financieramente de la venta", ha afirmado un portavoz del Ejecutivo de Boris Johnson.

La semana pasada, el acuerdo alcanzado entre Abramovich y Bohely había recibido luz verde de la Premier League y del Gobierno británico. Pero la venta tuvo que contar también finalmente con la aprobación del Gobierno portugués, luego de que el oligarca ruso obtuviera la nacionalidad lusa el año pasado y de que sus bienes en la Unión Europea también quedaran bajo la lupa del bloque comunitario por la invasión rusa en Ucrania.

De acuerdo con el Chelsea, el club recibió más de 250 propuestas de compra. De estas, se alcanzaron 32 acuerdos confidenciales entre las partes, de las cuales se entregaron 12 ofertas creíbles. Finalmente, el consorcio liderado por Boehly consiguió hacerse con el club inglés.

Abramovich compró el Chelsea en 2003 por 140 millones de libras (unos 164 millones de euros), una inversión que vio sus frutos en lo que ha sido la era más exitosa del equipo inglés, con cinco títulos de la Premier League, dos Ligas de Campeones y dos Football Association Cup.

Normas
Entra en El País para participar