Las reservas de viajes en Edreams ya superan en un 10% los niveles precrisis

La agencia recuperó el ebitda positivo y prevé llegar a 180 millones de beneficio en 2025

Dana Dunne, consejero delegado de eDreams Odigeo
Dana Dunne, consejero delegado de eDreams Odigeo

Tras dos años acumulando pérdidas y atesorando liquidez, Edreams Odigeo, la mayor agencia de viajes online en Europa, empieza a ver la luz al final del túnel. En el año fiscal 2022, que va de marzo de 2021 a marzo de 2022, las reservas de viajes alcanzaron un récord histórico de 12,5 millones, lo que supuso cuadruplicar las del ejercicio fiscal 2021 y situarse un 10% por encima de los niveles precrisis. Y el recorrido de los siguientes meses apunta también al optimismo. “El conflicto en Ucrania y el incremento de la inflación en todo el mundo puede haber causado alguna incertidumbre a corto plazo. Sin embargo hemos podido ver un verdadero resurgimiento en los viajes, con crecimientos de las reservas del 52% en abril o del 58% en mayo respecto a los mismo meses de 2019”, recalca en los resultados remitidos a la CNMV.

Todo ello ha tenido un impacto directo en la cuenta de resultados de la compañía. Edreams logró el primer ebitda positivo tras la crisis del coronavirus en el año fiscal 2022 (3 millones de euros) y redujo a la mitad las pérdidas pasando de 124,2 a 65,9 millones de euros. Además, la compañía ha refinanciado toda la deuda que vencía, aplazando el grueso de los vencimientos hasta 2027 (solo queda fuera el pago de 11 millones del principal de un crédito ICO de 15 millones), y cerró una ampliación de capital de 75 millones de euros. “Hemos obtenido recursos que nos proporcionen capital adicional para acelerar nuestro crecimiento”, recalcó.

Y una parte importante de esa expansión procederá de Prime, el programa de suscripción de viajes para obtener descuentos y ofertas que contaba en mayo con 2,9 millones de miembros, tras incorporar a 1,8 millones en los últimos doce meses. “Nuestras ventas continúan en niveles récord en este inicio del año fiscal, significativamente por encima de 2019, y Prime continúa creciendo con fuerza, por lo que confiamos en el éxito que nos depara el futuro y estamos preparados para cumplir nuestros objetivos de cara a 2025, lo que supondrá un hito muy importante que aportará un valor sustancial a nuestros accionistas”, aseguró el consejero delegado de Edreams, Dana Dunne.

Superada la crisis del coronavirus y los efectos más negativos de la variante ómicron y de la guerra de Ucrania, la compañía retoma su plan estratégico con tres grandes objetivos. El primero es lograr un ebitda cash de 180 millones de euros en 2025. “Esta métrica es la que suelen utilizar los inversores para medir la salud financiera de una compañía de suscripción. Compara ingresos sobre ebitda y le suma las suscripciones que están cerradas, pero no contabilizadas”, recalca David Elizaga, director financiero de Edreams.

El segundo gran objetivo es multiplicar 2,5 veces los clientes de Prime hasta alcanzar los 7,5 millones en 2025. “Nuestras previsiones apunta a que en ese ejercicio los clientes Prime generaran el 64% de los ingresos de la compañía, mientras que los no suscriptores reducirán su presencia al 36%”. El tercer gran objetivo es lograr que el coste medio de la suscripción alcance los 80 euros (ahora son 55 euros) por la agregación de servicios y de oferta complementaria.

El sueldo del consejero delegado se triplica hasta los 5,6 millones de euros

La retribución del consejero delegado de Edreams, Dana Dunne, se triplicó en el ejercicio fiscal 2022 como consecuencia del cobro de un plan de incentivos con acciones de la compañía. De los 5,6 millones que percibió, 1,2 millones correspondieron a la retribución por su trabajo en la compañía, desglosados en un salario fijo de 729.000 euros y otro variable de 474.000 euros. A ello hay que sumarle los 4,4 millones del plan de incentivos en acciones tras recibir a lo largo de ese período un paquete de 612.338 acciones de la compañía.

El otro consejero ejecutivo de la compañía, David Elizaga, también se vio beneficiado con ese plan, ya que a su remuneración en metálico (528.000 euros) sumó 1,32 millones por las acciones de la firma recibidas. En total percibió 1,84 millones, lo que supuso también el triple de lo recibido doce meses antes (661.000 euros).

Normas
Entra en El País para participar