El Banco de España pide que los fondos europeos vayan a los sectores productivos más dinamizadores

Sugiere centrarse en infraestructuras, comunicaciones y bienes intangibles

Un alza de un 1% de inversión pública supone una similar en la privada

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. GETTY

El Banco de España estima que la inversión pública que realizan los estados suele generar un efecto tractor en la economía que redunda en un aumento de la inversión privada. En concreto, según recoge el supervisor en el documento La respuesta de la inversión privada a un incremento de la inversión pública, lanzado ayer, “un incremento de un 1% en la inversión pública estaría asociado a un incremento de la misma magnitud en la inversión privada en el corto plazo”. Es un detalle a tener en cuenta, recalca el organismo, en un contexto en el que España está absorbiendo la mayor parte de los fondos europeos que alimentan el Plan de Recuperación, por el que el país recibirá más de 70.000 millones de euros en subvenciones y otro tanto en créditos a devolver.

El organismo, de esta manera, da pistas de cuáles son los sectores a los que a su juicio deben dirigirse las inversiones públicas. Entre otros señala las infraestructuras y las comunicaciones, dos “dinamizadoras de la productividad del sector privado”. La sugerencia del Banco de España llega en un momento en el que la gestión de los fondos europeos está recibiendo críticas por parte de organismos como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) por los retrasos en la ejecución y la falta de información oficial.

Desde la crisis de 2008, prosigue el organismo dirigido por Pablo Hernández de Cos, el peso de la inversión pública en el PIB ha disminuido significativamente tanto en España como en otros países del área del euro. Esta tendencia, sin embargo, “se ha detenido recientemente debido a que, como respuesta a la crisis sanitaria, se ha impulsado este componente del gasto. Dicho componente se verá potenciado en nuestro país, además, por los fondos europeos recibidos en el marco del plan Next Generation EU (NGEU)”, añade.

El supervisor, con todo, se muestra claro y recuerda que para lograr los potenciales beneficios son necesarios una estrategia y diseño adecuados que sirvan para llevar a buen puerto esta inversión dependiente de las Administraciones públicas. Así, el efecto de la inversión pública sobre la actividad económica dependerá, entre otros factores, “de su efecto sobre la inversión privada, cuyo signo es, a priori, ambiguo”, avisa el supervisor.

or eso, explica el supervisor de cara a los proyectos que beberán directamente de los fondos europeos, es vital llevar a cabo una elección cuidadosa. “Es importante realizar una rigurosa selección de los proyectos que forman parte de este programa, de manera que se alineen con los objetivos de trasformación estructural de la economía española en el medio y largo plazo”.

El Banco de España recuerda que, del volumen total de recursos que el país podría recibir en forma de transferencias directas de los fondos europeos, cerca del 80% del total estaría destinado a actuaciones de inversión pública. Por ello, debe apostarse por un buen uso del dinero que repercuta en la inversión privada y contribuya a una evolución económica positiva en los próximos años.

En su análisis, el supervisor señala algunos ejemplos de inversiones públicas que son “dinamizadoras de la productividad del sector privado”. Entre ellas, menciona la creación de infraestructuras y las mejoras en las comunicaciones, que tienden a alentar la inversión privada, así como la inversión pública en bienes intangibles, que suele dar pie gasto privado en I+D. “Proyectos que influyen en la productividad agregada son capaces de generar estímulos más duraderos en la actividad económica que otro tipo de proyectos que tienen un menor impacto por el lado de la oferta”, ilustra.

l organismo, no obstante, subraya “la heterogeneidad que hay en los efectos de la inversión pública sobre la privada, a nivel tanto teórico como empírico”. Esta divergencia se debe a las condiciones específicas en las que se llevan a cabo las actuaciones, a su grado de persistencia, su financiación y el diseño de los proyectos que se utilizan para su implementación, entre otros factores. Con todo, el impacto positivo sobre la inversión privada es incuestionable. Antes de que el fondo echase a andar, la CEOE calculó que las empresas multiplicarían por cuatro cada euro público del fondo comunitario.

Cos explicará su informe hoy en el Congreso

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, acudirá este jueves al Congreso para explicar su Informe Anual de 2021, en el que se pone de manifiesto que la recuperación de la economía española es la más rezagada de la zona euro. En su análisis, el Banco de España destaca un nivel de actividad en la economía española durante el primer trimestre de este año 3,4 puntos porcentuales por debajo del observado antes del comienzo de la pandemia, mientras que en el conjunto del área del euro el PIB rebasó en 0,4 puntos su nivel anterior a la crisis. El dato sirvió al nuevo director general de Economía y Estadística de esta institución, Ángel Gavilán, para señalar la gestión del Gobierno: “De las grandes economías, somos la peor que lo ha hecho”, aseguró.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, pidió poco después “no sacar citas de contexto” y quedarse con “una visión de conjunto” que, en el caso de la economía española, es de “un crecimiento muy fuerte este año”. Por su parte, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, aludió a la “falta de sofisticación” del Banco de España en sus referencias sobre las pensiones por no aportar “ningún elemento nuevo” al debate sobre la reforma.

Normas
Entra en El País para participar