Crecimiento y sostenibilidad serán las prioridades de las futuras empresas familiares

El estudio revela un fuerte compromiso con el cambio climático. La pandemia ha aumentado las reticencias a promover el relevo

Las empresas familiares son parte importante del tejido productivo español. Tradicionalmente, son solo unas escogidas las que suelen resistir el paso del tiempo y culminar con éxito los relevos generacionales. Por ello, la nueva edición de la encuesta ‘Global NextGen 2022’ que elabora PwC analiza cómo se están preparando y cuáles son las prioridades de los futuros empresarios familiares en tiempos tan disruptivos como los actuales.

El 65% de la próxima generación de empresarios familiares (denominados en el estudio NextGen) afirma que hacer crecer sus compañías es su objetivo prioritario, mientras un 64% considera también que deben liderar la apuesta por cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno (ESG, por sus siglas en inglés) en sus negocios.

En esta línea, más de la mitad, el 55%, de la nueva generación de empresarios familiares cree que sus empresas tienen a la sostenibilidad en el centro de todo lo que hacen y un abultado 71% asume su responsabilidad a la hora de luchar contra el cambio climático y sus consecuencias.

Y es que los empresarios familiares del futuro defienden que las prácticas empresariales sostenibles son “parte fundamental del éxito a largo plazo”, por lo que un 59% cree que los ESG están más presentes en las cuestiones relacionadas con el crecimiento del negocio, para la mitad en la oferta de productos y servicios adecuados y para el 44% en la adopción de nuevas tecnologías. De cara al futuro, el 72% espera aumentar el peso de la sostenibilidad en sus inversiones, algo que ahora solo admite hacer el 28%.

Del mismo modo, y pese a un alto grado de convicción y sensibilización con aplicar criterios medioambientales que reduzcan el impacto de su actividad sobre el entorno, solo una cuarta parte de los NextGen dice estar implicado con ese necesario cambio de mentalidad, mientras que un esperanzador 65% espera estarlo en el futuro.

La pandemia ha trastocado no solo la actividad diaria de estas empresas. La consultora PwC ha constatado con este estudio basado en entrevistas a 1.036 futuros empresarios familiares de 68 países que el Covid-19 ha hecho que el 43% de los NextGen se sientan ahora más comprometidos con la compañía que antes, mientras que más de la mitad (56%) cree que la comunicación entre los miembros de la familia sobre el negocio se ha incrementado durante la epidemia.

Pero es curioso que ese mayor grado de compromiso esté conviviendo al mismo tiempo con un aumento de la resistencia en los actuales propietarios a ceder el control de sus firmas, ya que solo el 28% de los entrevistados están gestionando áreas u operativas relevantes en sus empresas, en comparación con el 48% de 2019. Por ello, no es de extrañar que el 45% considere que en las circunstancias actuales es difícil probarse como nuevo líder o futuro miembro del consejo.

En consecuencia, más de la mitad, el 57%, considera que la resistencia de la generación actual a dar revelo supone un “reto especial” para las nuevas generaciones. No obstante, el 61% de los NextGen considera que su familia tiene un plan de sucesión y el 39% de las generaciones futuras afirma haber participado en su elaboración.

Del estudio también se desprende mayor concienciación sobre las consecuencias del cambio climático entre las futuras generaciones que entre los actuales responsables de las empresas familiares. Entre los primeros, los que se ven como totalmente implicados representan el 75% de los encuestados, mientras entre los segundos apenas llegan a la mitad. Un porcentaje similar de los NextGen (76%) cree que su empresa contribuye activamente a la comunidad, mientras que solo la mitad (54%) de la generación actual piensa así.

 

 

 

Conscientes de la brecha digital

Diferencias según la generación. El estudio revela que existe una evidente brecha digital. El 42% de los futuros empresarios familiares y el 38% de los actuales creen que sus negocios tienen fuertes capacidades digitales, aunque un tercio de la NextGen afirma que sus mayores no entienden las oportunidades y riesgos de lo digital.

Crear valor. La socia responsable de Empresa Familiar en PwC, María Sanchíz, asegura que “los miembros de las futuras generaciones, al igual que los actuales, entienden las necesidades fundamentales de crecer para poder crear valor y poder garantizar el futuro de las generaciones venideras”. También, son conscientes del papel protagonista que desempeñan para conseguir que la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático sean prioritarios.

Normas
Entra en El País para participar