El mercado apunta a una opa sobre Siemens Gamesa a un precio de 17 a 19 euros

Prima “baja” para una operación que podría llegar la próxima semana. Encuentro de Siemens Energy con los inversores en seis días

Sede de Siemens Gamesa
Sede de Siemens Gamesa

Siemens Gamesa (SG) lideró ayer las subidas del Ibex 35 con un incremento del 12,60% y cerró con una cotización de 15,91 euros por título. Un escenario que complica una posible opa de exclusión de Bolsa por parte de su principal accionista, Siemens Energy, que controla el 67% del capital.

La corporación alemana, que tiene encima de la mesa esta operación, se plantea el pago en efectivo para los inversores que tienen el 33% del capital del fabricante de aerogeneradores. Entre ellos, el más destacado es BlackRock con el 3,132%.

El apartado de la normativa que afecta al grupo de Múnich especifica que el precio de la opa de exclusión no puede estar por debajo de la cotización media de los últimos seis meses.

En este periodo, la empresa eólica ha retrocedido un 35,30% en Bolsa. Su cotización máxima en el semestre se remonta a noviembre del año pasado, cuando alcanzó los 23,53 euros por título. El mínimo cayó hasta los 12,83 euros. Desde que arrancó el año, no ha superado el techo de los 20 euros, salvo en una jornada en febrero pasado (20,73 euros).

Con este escenario, el mercado se apunta a una banda de precios entre los 17 y los 19 euros por acción, lo que situaría la prima sobre el cierre de ayer en mínimos. Este dato ya lo adelantó la agencia Bloomberg en una información lanzada en la madrugada de ayer y que convulsionó el mercado. Bloomberg avanzó que la operación podría materializarse durante la próxima semana.

Así que el precio final con una prima baja estaría por debajo de los 20 euros que Siemens Energy pagó en febrero de 2020 a Iberdrola por el 8% de la eléctrica en el productor de turbinas. Una solución económica para un cliente de referencia y con el que mantenía un largo litigio en los juzgados. La multinacional que preside Ignacio Galán acusaba a SG de mala gestión. Logró unas plusvalías de 500 millones con la venta.

Como en la junta

La opa de exclusión vuelve a primera línea en vísperas de que Siemens Energy celebre el próximo 24 de mayo su jornada de encuentro con los analistas. Una coincidencia que también se repitió antes de la pasada junta de accionistas de la corporación de Múnich, en febrero pasado.

Con diez días de antelación, el fondo Union Investment, que controla el 1,19% de Siemens Energy, reclamó esa operación para recuperar parte de una inversión que entendió que está lastrada por la participación del 67% de SG, que en su primer semestre acumula unas pérdidas de 708 millones. Además, en 2020 y 2021 sumó otros números rojos de más de 1.500 millones.

En un comunicado remitido ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Siemens Energy manifestó que “sigue abierto el análisis” sobre la presentación de una posible opa, porque “no se ha tomado ninguna decisión y no hay certeza de que la operación se materialice”. Es lo más lejos que ha llegado a trasladar Siemens Energy en relación con este asunto, cuyo eco se repite en los mercados desde hace meses.

La información de Siemens Energy llegó 27 minutos después de que la CNMV suspendiera la cotización, que se había disparado más de un 11% tras la noticia de Bloomberg y

Tras volver a cotizar con la preceptiva autorización de la CNMV, el grupo renovable lideró las subidas del Ibex 35 durante toda la jornada de ayer. Al cierre del mercado, la capitalización bursátil de Siemens Gamesa superó los 10.800 millones, lo que cuantificaría el 33% en otras manos en más de 3.500 millones.

El control del Gobierno

Una de las dudas que devienen de esta posible operación tiene que ver con el Gobierno de Madrid. En la fusión de los activos eólicos de Siemens y de Gamesa en 2017, la multinacional alemana consiguió eludir el coste de una opa por el carácter industrial del proyecto.

Desde el mercado se plantean ahora si el Ejecutivo de Pedro Sánchez podría poner alguna objeción a esta operación.

Un grupo que sigue en fase de reconversión

  • CEO. Los temas pendientes se amontonan encima de la mesa del consejero delegado de Siemens Gamesa, Jochen Eickholt. En el cargo desde el pasado 1 de marzo, este directivo que ha desarrollado su carrera en Siemens Energy tiene como prioridad la vuelta a la rentabilidad del grupo renovable, que suma unas pérdidas de más de 2.200 millones en dos años y medio. Siempre que se le ha preguntado por la posibilidad de una opa de exclusión, ha manifestado que es una cuestión que le compete en exclusiva al accionista.
  • Desde 2017. Hace un lustro que Siemens y Gamesa fusionaron sus activos eólicos y parece que no han terminado de digerir la unión. Después de cierres de fábricas y de despidos, Eickholt apuesta de momento por la optimización de equipos humanos e instalaciones, sin recurrir a más despidos.
  • Futuro. El CEO, el tercero en este lustro, confía en el futuro de la industria eólica por las inversiones en la transición energética en todo el mundo. Tiene que lidiar con las subidas de los precios a los clientes para contrarrestar la inflación de la energía y de la materias primas. La guerra de Ucrania y la pandemia que se agarra a China complican el panorama.
Normas
Entra en El País para participar