Incapacidad temporal

Montero y Escrivá pactan crear la baja por menstruación a cargo del Estado desde el primer día

Además, las mujeres no necesitarán un mínimo de días cotizados para acceder a esta baja

La ministra de Igualdad, Irene Montero (i) y la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra (d).
La ministra de Igualdad, Irene Montero (i) y la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra (d).

"Vamos a reconocer por Ley el derecho de las mujeres con menstruaciones dolorosas a una incapacidad temporal especial que será costeada por el Estado desde el primer día". Así ha anunciado la ministra de Igualdad, Irene Montero, en su cuenta de Twitter la decisión del Gobierno para aprobar este tipo de permisos y que sean financiados desde el primer momento por las arcas públicas en lugar de por las empresas.

Esta medida habría sido finalmente consensuada entre los ministerios de Igualdad y de la Seguridad Social para incluir esta baja en la futura ley del aborto, asegura la agencia Efe que cita fuentes gubernamentales.  A falta de que se cierren todos los flecos y el texto llegue al Consejo de Ministros del próximo martes 17, fuentes del Ejecutivo han confirmado lo dicho por Montero: que las bajas serán asumidas desde el primer día por la Seguridad Social y no por la empresa y, además, no se exigirá un mínimo cotizado como en otras incapacidades temporales comunes.

La baja no comprenderá un número de días concretos, sino que serán los que necesite cada mujer, han informado las fuentes. En la actualidad, la normativa sobre bajas laborales por contingencias comunes indica que las bajas las asume la Seguridad Social desde el día 16 y hasta entonces es la empresa la que las costea. Si bien, existe una excepción, las bajas de incapacidad temporal por accidente laboral o enfermedad profesional, que son financiadas desde el primer día de baja por el Estado. Por tanto, las bajas por menstruación se asimilarían a estas últimas aunque no estén originadas por motivos profesionales.

Hasta el momento las medidas que más se acercan a la propuesta de Igualdad son las adoptadas por algunos pocos ayuntamientos, como el de Girona, que permiten la ausencia laboral durante ocho horas al mes que pueden compensarse más adelante. También el de Sabadell, donde la Junta de Portavoces aprobó por unanimidad la propuesta de ERC de crear un permiso de hasta doce días anuales para el personal que trabaja en el consistorio y en las empresas municipales.

Y en Madrid, Más Madrid quiere proponer la implantación de un permiso menstrual de horas recuperables, en tanto que en Baleares, la sección del sindicato STEI en el Consell de Mallorca y el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) ha pedido la implantación de un permiso para trabajadoras con la menstruación o que atraviesen la menopausia.

En Europa no existe. En Italia se presentó una propuesta de ley en ese sentido en 2016 pero nunca ha llegó a aprobarse, en Francia no hay nada oficial pero sí es un asunto que se debate y en Alemania las mujeres pueden acudir al médico de familia para que les dé una baja por dolores menstruales, pero es a criterio del médico.

Sí está reconocido en Japón desde 1947, Corea del Sur e Indonesia y en Zambia, desde hace años, la legislación laboral recoge el denominado "Día de la madre": toda empleada tiene derechos a un día libre al mes sin necesidad de presentar certificado médico o de justificarse ante su empleador.


Normas
Entra en El País para participar