Inmobiliario

Merlin mejora en un 21% las rentas pagadas por sus inquilinos

La socimi compra el edificio completo de Diagonal 512, sede de Uría en Barcelona

Torre Glòries en Barcelona, propiedad de Merlin.
Torre Glòries en Barcelona, propiedad de Merlin.

El año ha comenzado con buenas perspectivas para la inmobiliaria Merlin Properties. En el primer trimestre, mejoró un 8,6% sus ingresos de forma interanual, hasta 113,9 millones, de los que 111,5 millones corresponden a rentas pagadas por sus inquilinos en oficinas, naves logísticas y activos comerciales, según ha comunicado este jueves la socimi a la CNMV.

Si se incluyen las rentas después de aplicar incentivos a sus inquilinos (la inmobiliaria lanzó un plan por las restricciones debido a la pandemia en las superficies comerciales sobre todo en 2020 y 2021), el aumento es aún mayor, de un 21,3%, al recibir 104,8 millones. Concretamente, comparado con el año anterior, la socimi ha eliminado una partida de bonificaciones por 11,8 millones.

Respecto al fondo de operaciones (FFO), la caja que llega a la socimi, se eleva un 26% hasta 79,7 millones. Igualmente, tras apuntarse ganancias por enajenaciones y por variación del valor razonable de instrumentos financieros, mejora un 66% el resultado neto, que alcanza los 92,6 millones.

La socimi explica la mejora de ingresos en el incremento de las rentas, el aumento de la ocupación en sus inmuebles, la indexación de los alquileres (por la inflación) y la entrega de proyectos terminados.

Entre las operaciones de este primer trimestre, destaca la adquisición por 12,1 millones de una parte del inmueble de Diagonal 514, en Barcelona, concretamente de la porción del edificio que todavía no controlaba. En ese activo tienen oficinas Uría Menéndez y Banca March, además de una tienda de decoración de Habitat a pie de calle.

La inmobiliaria también informó de que ha comenzado las obras en de su primer data center, ubicado en Bilbao Y avanzó que ya cuenta con el 67% del activo “prealquilado a un inquilino de primer nivel y con un contrato a muy largo plazo”, de más de 45 años. Para el resto de ubicaciones (Madrid, Barcelona y Lisboa), la socimi encabezada por Ismael Clemente como consejero delegado espera recibir las licencias a lo largo de este año. Se trata de la primera incursión de esta compañía en el segmento de los centros de datos.

En desinversiones, la empresa protagonizó el mes pasado la venta de su cartera de sucursales de BBVA, recompradas por el banco, por 1.987 millones. La compañía va a destinar esos recursos a invertir precisamente en centros de datos y recortar deuda. Merlin recordó que espera que la operación se cierre en junio, por lo que desde entonces el tamaño de su cartera pasará de 13.041 millones a cierre de 2021 a 11.268 millones.

La empresa adelantó también que entregará este año dos activos logísticos que está desarrollando, en Guadalajara, por lo que engrosará su gigantesca cartera logística, que ya suma 1,3 millones de metros cuadrados y otros 722.478 m2 en desarrollo.

Normas
Entra en El País para participar