Precios

El IPC de EE UU se modera al 8,3% en abril, pero supera las previsiones

La inflación interanual bajó dos décimas frente al 8,5% de marzo, pero se situó por encima del 8,1% estimado por el consenso

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell.
El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell. Reuters

El índice de precios al consumo (IPC) de Estados Unidos se situó en el 8,3% en abril en tasa interanual, dos décimas por debajo del mes anterior, informó este martes la Oficina de Estadísticas Laborales.

Pese a la ligera caída, la cifra sigue siendo histórica, superando el umbral del 8%. Además, se coloca por encima del 8,1% que esperaba el consenso del mercado. Este descenso se produce después de que en abril los precios crecieran un 0,3% mensual.

Es la primera vez que la tasa interanual de inflación registra una bajada, aunque ligera, tras siete meses anteriores de escalada, y supone una buena señal que de repetirse mostraría un freno para los precios de consumo en Estados Unidos. En cualquier caso, la inflación sigue disparada y sus niveles más elevados en cuarenta años.

Los precios de la energía (que incluyen gasolina, crudo, electricidad y gas natural) subieron en los últimos doce meses un 30,3%, empujados por el encarecimiento del crudo, del 80,5%, mientras que la gasolina subió un 43,6%.

En cuanto al cambio mensual, los precios de consumo energético bajaron en abril un 2,7% con respecto a los de marzo, siendo la energía uno de los principales responsables de que la inflación se moderase el mes pasado.

Los precios de los alimentos, por su parte, subieron un 9,4% en un año, especialmente los relativos a compras en el supermercado, que aumentaron un 10,8%, mientras que los de la comida en restaurantes se incrementaron en un 7,2%.

Si se excluyen los precios de alimentos y combustibles, que son los más volátiles, la inflación subyacente fue del 6,2% en tasa interanual.

El precio de la vivienda, uno de los que más peso tiene en el cálculo de la inflación subyacente, subió un 5,1% en un año, y su incremento mensual fue del 0,5%.

En el sector automovilístico, los precios de los vehículos nuevos subieron un 13,2% en un año, mientras que los de los vehículos usados lo hicieron un 22,7%.

El apunte interesante en este sector es que en los últimos meses los precios de los vehículos de segunda mano (que a finales de 2021 estaban disparados) han empezado a bajar: Se redujeron el 0,2% en febrero, el 3,8% en marzo y el 0,4% en abril.

Normas
Entra en El País para participar