Consultoría tecnológica

La japonesa NTT Data contrará a 3.000 empleados en España hasta marzo de 2023

Es la dueña de la antigua Everis, que cambió su nombre el año pasado

La japonesa NTT Data contrará a 3.000 empleados en España hasta marzo de 2023

La empresa japonesa NTT Data, proveedora de servicios de tecnología, planea incrementar su plantilla en 3.000 nuevos empleados en España hasta el próximo mes de marzo, cierre de su ejercicio fiscal, y mantener un crecimiento a doble dígito en sus ingresos.

En 2021 la empresa ya sumó 2.000 trabajadores, lo que hace que la tecnológica nipona cuente con una plantilla de 18.000 personas en España del total de 40.000 que tiene en Europa y Latinoamérica, según los datos facilitados a Efe por el socio director de NTT Data en Barcelona y responsable de Selección en España, Xavier Rovira.

Rovira procede de Everis, de la que NTT Data es propietaria desde 2014 y que actualmente ha diluido su marca en favor de la japonesa: "Es un paso más, pero somos los mismos. Hemos cambiado el verde por el azul", comenta.

NTT Data opera en 25 países de Europa y Latinoamérica y la de Madrid es la oficina de mayor tamaño de la región, seguida de Barcelona, en la que actualmente trabajan unas 4.000 personas.

NTT Data tiene clientes tan diversos como el Banco Sabadell, el Ministerio del Interior, el Hospital Sant Joan de Déu, Seat o la Agencia Europea del Medicamento.

En Europa y Latinoamérica, donde factura unos 3.000 millones de euros anuales, concentra el 30% de la plantilla y el 50% de los mercados en los que opera.

Pese al frenazo que supuso la crisis de la covid-19 en sus operaciones, la empresa decidió no aplicar ningún expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y mantener su política de promociones, lo que a juicio de Rovira explica la menor rotación que hay en esta firma en comparación con el resto del sector.

El directivo de NTT Data también señala que entre el 30 y el 40 % de los perfiles que incorpora son jóvenes titulados en formación profesional, por ejemplo en desarrollo de aplicaciones web o conocimientos en infraestructuras.

Una muestra de cómo han cambiado las cosas en la última década y de la necesidad de que de los centros educativos salgan más perfiles estadísticos y matemáticos, muy demandados y no siempre fáciles de encontrar en Barcelona, considera Rovira.

Normas
Entra en El País para participar