Inmobiliario

Merlin rebaja el sueldo anual de su CEO a cinco millones como máximo

La junta de accionistas respalda casi unánimemente la reelección de Clemente como consejero delegado. El salario medio anual de cada empleado fue de 103.000 euros

Ismael Clemente, CEO de Merlin Properties.
Ismael Clemente, CEO de Merlin Properties.

El presidente de Merlin Properties, Javier García-Carranza, explicó ayer en la junta de accionistas de la inmobiliaria el nuevo plan de remuneración para los consejeros ejecutivos, Ismael Clemente como consejero delegado y Miguel Ollero como consejero director general corporativo. El plan refleja un recorte en la retribución a partir de 2022, ya que el CEO solo podrá recibir cinco millones de euros como máximo, frente a los 6,9 millones que se embolsó el pasado año, y Ollero, por su parte, recibirá como mucho 3,5 millones frente a los 6,5 millones del pasado año.

“En su día, la remuneración de esta compañía estaba vinculada, al estilo de los fondos de capital riesgo, al retorno para el accionista”, afirmó García-Carranza. “Estaba bien alineada, pero había quejas desde el punto de vista de comparables en el sector y de gobernanza sobre la cuantía y sobre los diferentes parámetros que no se ajustaban a los de compañías cotizadas”, agregó.

La socimi celebró su junta en calma después del conflicto surgido a final de año con su principal accionista, Santander, que controla el 23% de la inmobiliaria cotizada en el Ibex. Los inversores reeligieron a nueve de los 13 consejeros, entre ellos a Clemente y Ollero, tras sellar la paz en enero con nuevas medidas de gobernanza y el pacto de reelección de los consejeros. De esta forma, Clemente recibió un apoyo casi unánime con el respaldo del 97,6% del capital, la misma cifra que Ollero. El dominical de Santander, Ignacio Gil-Casares, recibió un refrendo del 89,2%.

Apoyo al plan de remuneraciones

Este punto de remuneraciones habitualmente recibía menos apoyos en las juntas de accionistas que el resto de votaciones, como sucede en otras compañías, debido a la beligerancia de algunos proxy advisor. “Siempre ha estado apoyado obviamente por los accionistas en junta, pero no por la mayoría que nos hubiese gustado al consejo”, opinó García-Carranza, quien es consejero dominical por el Santander y que no recibe retribución de la socimi.

En esta ocasión, la votación consultiva del informe anual sobre remuneraciones recibió el apoyo del 81,9% del capital presente en la junta de accionistas.

A partir de este año, el sueldo de Clemente se compondrá de un salario fijo de un millón de euros –igualmente que hasta ahora–; de una retribución variable a corto plazo como máximo del 200% de su sueldo (es decir, dos millones), y otra variable a largo plazo también del 200% como mucho (otros dos millones).

En el caso de Ollero, recibirá un millón de sueldo (algo que no varía), más un 100% como máximo de variable a corto plazo (un millón) y hasta un 150% en variable a largo plazo (1,5 millones).

La compañía también informó que el sueldo medio por empleado llegó a 103.000 euros en 2021 (excluyendo la remuneración de los dos consejeros ejecutivos), muy por encima de la retribución media en el Ibex, que es de 56.000 euros. De ese salario, 49.000 euros fue en concepto de fijo y 54.000 en variable, un bonus al que puede acceder el 100% de la plantilla.

Normas
Entra en El País para participar