El fondo soberano de Noruega se prepara para la época más convulsa en 30 años

El mayor fondo soberano del mundo asegura que la estanflación podría producirle pérdidas de hasta el 40%

Fachada del Banco Central de Noruega.
Fachada del Banco Central de Noruega.

El fondo soberano de Noruega, conocido por gestionar los ingresos del oro negro del país nórdico con mucho acierto, ha advertido este martes sobre la gravedad de la coyuntura geopolítica que empaña el panorama mundial actual. "Probablemente nos enfrentemos a los mayores cambios en 30 años", ha asegurado el director ejecutivo del fondo petrolero, Nicolai Tangen, aunque ha afirmado que están preparados para el "viaje rocoso" que supone la crisis económica que podría llevar al mayor fondo soberano del mundo a pérdidas de hasta un 40%. 

Es una crisis mundial ineludible, sin "ningún lugar donde esconderse", según ha admitido el fondo este martes. Por ello, la única salida para Tangen es gestionar el riesgo que conlleva la exposición a los mercados globales, a merced de las crecientes fricciones entre las superpotencias y de las predicciones de un nuevo orden mundial.

Ya en abril, el fondo de pensiones de Noruega notificó pérdidas por 653.000 millones de coronas (68.413 millones de euros, 74.115 millones de dólares) en el primer trimestre del año, atribuidas a "las turbulencias geopolíticas", en alusión a la guerra en Ucrania, que habían afectado a los mercados.

En este sentido, Tangen ha admitido que se avecina un "camino difícil", sobre todo por algunos indicadores como el de la inflación, que ya se encontraba al alza antes de que estallara la guerra en Ucrania y que empeoró con el conflicto encabezado por el Kremlin. Este escenario de precios altos, según ha explicado el director ejecutivo, contrasta con las tasas de interés que siguen siendo muy bajas. "Tenemos una combinación jamás registrada entre el aumento en los precios, con previsiones de crecimiento cada vez más bajas; la inflación está subiendo y el crecimiento está cayendo", relató Tangen a Reuters.

Sin embargo, ha alertado de que de todos los factores de riesgo, el de la estanflación es el peor: "Parece que estamos potencialmente más cerca de un escenario de estanflación de lo que estábamos antes". De concretarse, podría suponer pérdidas para el fondo petrolero de hasta un 40%.

Según su valoración actual, a cada noruego corresponden casi 200.000 euros derivados de las ganancias del petróleo del país y de los ingresos del gas, cuyos beneficios han sido pensados para distribuirse también entre las generaciones futuras.

Normas
Entra en El País para participar