Alemania apoyará las restricciones de la UE a la importación de petróleo ruso

La UE prepara un sexto paquete de sanciones a Rusia que incluye restricciones a la compra de petróleo hasta final de año, según Bloomberg

El canciller alemán, Olaf Scholz.
El canciller alemán, Olaf Scholz. EFE

Alemania apoyaría la decisión de la Unión Europea (UE) de cortar la importación de petróleo ruso a finales de 2022. Según explicó un asesor del canciller alemán, Olaf Scholz, el país respaldará una batería de medidas de presión a Rusia que incluye la prohibición de comprar petróleo ruso, aunque puntualizó que aún necesita unos meses más para encontrar alternativas.

"Queremos dejar de comprar petróleo ruso, pero necesitamos un poco de tiempo para asegurarnos de que podemos obtener otras fuentes de petróleo en nuestro país", dijo Joerg Kukies al diario Financial Times. En ese sentido, Kukies apuntó que Alemania quería asegurarse de que una refinería en Schwedt, ubicada en el noreste del país, podría abastecerse con petróleo que llegue a Rostock desde el Mar Báltico, pero para ello el puerto de Rostock tendría que mejorarse.

Y es que, la UE está preparando un sexto paquete de sanciones contra Rusia en respuesta a la invasión de Ucrania, que incluiría restricciones graduales a la importación de petróleo ruso hasta su completa prohibición a finales de año. También estaría trabajando en imponer sanciones a más bancos de Rusia y Bielorrusia para se desconecten del sistema de pago internacional SWIFT. Bielorrusia se incluiría en las medidas por su papel de colaborar a la invasión rusa.

Según Bloomberg, ese sexto de paquete de medidas podría acordarse la próxima semana en una reunión de embajadores de la UE. No obstante, necesita el respaldo de los 27 estados miembros  y varios países, como Hungría, se vienen oponiendo a las medidas dirigidas al embargo del petróleo ruso. Austria, Italia y Eslovaquia también han manifestado sus reservas. En ese sentido, Algunos países de la UE han propuesto optar por un límite al precio que están dispuestos a pagar por el petróleo ruso.

Un veto a la importación de petróleo aumentaría la presión sobre el Rusia, ya que la UE es el mayor consumidor individual de crudo y combustible del país. En 2019, casi dos tercios de las importaciones de petróleo crudo del bloque provinieron de allí. Las medidas tienen como objetivo limitar los ingresos rusos por el petróleo tanto como sea posible sin provocar turbulencias en los mercados globales, puesto que un aumento en los precios podría impulsar los ingresos que Moscú obtiene de las ventas en lugar de servir como castigo.

Otras propuestas que se discutirán como parte del nuevo paquete de sanciones incluyen restricciones a los servicios de consultoría y basados en la nube, así como a las compras de inmuebles, según Bloomberg, citando a fuentes conocedoras de las negociaciones. También podría haber más listados individuales, entre los que se incluirían militares, magnates y sus asociados, y aquellos considerados responsables de presuntos crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas en Ucrania. Algunos estados miembros también están presionando para endurecer las restricciones ya impuestas sobre el comercio marítimo y los puertos.

Normas
Entra en El País para participar