JP Morgan prevé aumentar el peso de la Bolsa en carteras a finales de año

El banco estadounidense no contempla que se vaya a producir una recesión

Lucía Gutiérrez-Mellado, directora ejecutiva de JP Morgan Asset Management.
Lucía Gutiérrez-Mellado, directora ejecutiva de JP Morgan Asset Management.

La gestora de activos de JP Morgan es moderadamente optimista en actual contexto de mercado. Sus expertos mantienen ahora una recomendación neutral sobre Bolsa, que implica que cada perfil de inversor mantenga el peso de renta variable inicialmente asignado. Pero para final de año confía en que se podrá aumentar el riesgo en las carteras e incrementar la posición en Bolsa, tal y como recomendaba a comienzos de año.

Lucía Gutiérrez-Mellado, directora ejecutiva de JP Morgan Asset Management en España, explica que los macroeconomistas de la entidad "descartan por el momento que pueda haber una recesión en Estados Unidos o en Europa". Sus previsiones apuntan a un crecimiento por encima del 3% en ambas regiones. "Es inferior a lo que esperábamos en enero, pero sigue siendo un crecimiento sólido", apunta.

El otro gran factor que condicionará la evolución de los mercados es la desbocada inflación, que ha obligado a los grandes bancos centrales a revisar sus políticas de subidas de tipos y reducción de compras de activos. "Creemos que la Reserva Federal de Estados Unidos va a ser muy agresiva con las subidas de tipos para controlar los precios", reflexiona Gutiérrez-Mellado, nieta de Manuel Gutiérrez Mellado, ex vicepresidente del Gobierno y ex ministro de Defensa en el Gobierno de Adolfo Suárez.

Para la directiva, los bancos centrales serán capaces de controlar la escalada de precios, aunque prefiere no hacer pronósticos de cuándo tocarán techo. "Este año la inflación va a ser alta, pero sí que confiamos en que en el último trimestre empiece a moderarse, aunque solo sea por un efecto base".

Para la renta fija, desde JP Morgan contemplan un escenario muy difícil, ante el alza de tipos de interés. Su recomendación es buscar fondos de inversión muy flexibles, que puedan comprar todo tipo de bonos, y mirar oportunidades en mercados emergentes. También son relativamente positivos respecto a los bonos corporativos. "Si se mantiene el crecimiento, y dado el balance saneado de las compañías y los bajos niveles de impagos, el crédito nos parece una buena oportunidad de inversión, tanto de alta calidad crediticia como de baja calidad", explica la directiva.

Normas
Entra en El País para participar