Caso Pegasus

El caso del espionaje telefónico a nacionalistas amenaza la estabilidad del Ejecutivo

ERC y JxCat advierten que podrían votar en contra del plan de medidas económicas para hacer frente a la guerra de Ucrania

Encuentro entre el ministro de la presidencia Bolaños con la consejera de la Generalitat Laura Villagrá por el tema del espionaje a través de Pegasus.
Encuentro entre el ministro de la presidencia Bolaños con la consejera de la Generalitat Laura Villagrá por el tema del espionaje a través de Pegasus.

El caso de espionaje telefónico a través de la herramienta israelí Pegasus de altos dirigentes independentistas, va creciendo como la espuma y ahora pasa por ser uno de los mayores problemas políticos con los que se va a encontrar el Gobierno de Pedro Sánchez.

Tras la reunión del domingo del ministro Bolaños con la consejera de presidencia de la Generalitat la tensión ha ido en aumento, hasta tal punto, que el paquete de medidas económicas para hacer frente a la guerra de Ucrania, que el Gobierno debe aprobar en el Congreso, corre un serio peligro de no seguir adelante.

ERC baraja votar en contra del plan del Gobierno, si en los próximos días la Moncloa no impulsa las medidas necesarias y no “cosméticas” ante el caso de espionaje al independentismo a través del sistema Pegasus. En rueda de prensa en la sede de los republicanos, la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha sido preguntada sobre si su partido baraja votar en contra de ese decreto que someterá a votación del Congreso este jueves: “¿Es una posibilidad? Sí”, ha afirmado la dirigente.

Aunque los republicanos amenazan con ese escenario de no dar apoyo al decreto del Gobierno, Vilalta ha apuntado que aún faltan días y el Ejecutivo de Pedro Sánchez “tiene tiempo de estar a la altura” y asumir “responsabilidades”. “Veremos en próximas horas cómo evolucionan los hechos y cómo son las actuaciones. Y en base a eso, acabaremos de decidir nuestra posición sobre próximas votaciones en el Congreso.

Estamos ante una vulneración de derechos y eso lo condiciona todo. Ha roto confianzas, ha afectado relaciones y será importantísimo ver cuál será la reacción del Gobierno, que hasta ahora es absolutamente insuficiente”, ha aseverado. ERC tomará así la decisión que crea “más adecuada” y siempre en base a “ser útil al pueblo catalán”, ya que es consciente también de la importancia para la ciudadanía del decreto del jueves con medidas económicas y sociales para paliar los efectos de la crisis generada por la invasión rusa.

Por su parte, el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, ha exigido la creación de una comisión de investigación en el Congreso y ha pedido suspender las relaciones con el Gobierno hasta que esta no se constituya. “O comisión o complicidad”, ha afirmado Sànchez desde la sede del partido, en la que ha dicho que las explicaciones e investigaciones del Gobierno no pueden quedar circunscritas a la comisión de secretos oficiales ni a una comisión interna.

Normas
Entra en El País para participar