_
_
_
_
_
Capital riesgo

Magnum sondea la venta de Aire Networks ante el apetito por la fibra

Las valoraciones pueden rondar los 500 millones

El equipo de Aire Networks.
El equipo de Aire Networks.

El negocio de las telecomunicaciones y la fibra óptica se ha convertido en el oscuro objeto de deseo de los fondos internacionales. En este contexto, el español Magnum estudia poner en venta una joya que esconde en su portfolio, la compañía Aire Networks, que cuenta con una red de fibra de 27.000 kilómetros y un negocio como operador para mayoristas, según indican fuentes financieras.

Magnum se hizo con esta teleco en 2018. Desde entonces ha seguido la práctica habitual de este fondo español de private equity, comprar compañías y hacerlas crecer inorgánicamente, potenciando su expansión internacional. En 2020 la firma se reforzó con la adquisición de LCRcom, con el objetivo de incrementar su presencia en el negocio de empresas.

Y ahora llega un momento especialmente proclive para la venta de la compañía. Los inversores de todo el mundo han virado sus ojos hacia la fibra óptica, como un activo ideal para canalizar el exceso de liquidez en el mercado hacia un activo que garantiza un canal constante de ingresos y con potencial de crecimiento. La últimas operaciones en el sector, en las operaciones de Adamo y Reintel, arrojan una valoración que puede rondar los 500 millones.

El activo de Magnum, que tiene una participación mayoritaria, se revela como una joya única en el mercado español, muy concentrado en pocos operadores, como Telefónica, Reintel o Lyntia. Es por ello que varios inversores se han acercado al fondo español, quien estudia iniciar un proceso de venta. Uría Menéndez, asesor legal de la compañía, se perfila como uno de los asesores de la puja.

Resultados

Aire Networks, con sede en Elche, es una compañía fundada en el año 2002 por Raúl Aledo, Miguel Tecles y Emilio Gras, quienes actualmente son los CEO, CTO y CIO de la compañía, que retienen un 40% del capital. El equipo gestor previsiblemente mantendría la batuta en la nueva era de la compañía, que cuenta con una plantilla de 175 trabajadores.

En el ejercicio de 2020, el último con las cuentas anuales depositadas ante el Registro Mercantil, la compañía superó los 75 millones de euros de ingresos, un 47% más que la cifra del año anterior. La mayor parte de estos ingresos, un 70%, proceden de su negocio de servicios de telefonía, mientras que el resto corresponden con sus servicios de conectividad.

La compañía, que tiene cobertura en el 90% del país tanto en zonas rurales como urbanas, obtuvo unos números rojos de 5 millones de euros en 2020. La compañía justifica estas pérdidas por la refinanciación pactada con la banca durante ese ejercicio, que supuso un menoscabo en el fondo de comercio de 12 millones.

La compañía cuenta con un pasivo financiero por 76,15 millones, que corresponde con un préstamo sindicado rubricado en 2020 y por el que paga un coste compuesto por el euríbor más un diferencial del 3%. La compañía utilizó este préstamo para adquirir los 8,5 millones en bonos que vendió en el mercado para financiar la adquisición de la compañía por parte de Magnum. Cuenta también con una caja por 12,66 millones a cierre del ejercicio de 2020.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Álvaro Bayón
Redactor de la sección de empresas especializado en operaciones corporativas, banca de inversión y capital riesgo. Graduado en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Periodismo UAM-El País, ha desarrollado toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde 2016.

Archivado En

_
_