Consumo

Las multinacionales imponen un escenario de alzas de precios constantes en el gran consumo

Las subidas tiraron del crecimiento de los grandes grupos hasta marzo

Estos advierten de futuras subidas mientras continúe la inflación de costes

Gran consumo precios Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Los últimos resultados trimestrales publicados por las grandes multinacionales del gran consumo marcan el escenario al que se enfrentará el conjunto del sector durante todo este año: el de las subidas de precios continuas, en tanto que la inflación de sus costes se mantenga en los niveles actuales, algo que prevén que se alargue durante todo el año 2022.

Empresas como Nestlé, Danone, Procter & Gamble (P&G), Heineken o L’Oréal, líderes en sus respectivos ámbitos, batieron previsiones de ingresos en sus resultados entre enero y marzo, periodo que marca el primer trimestre del ejercicio salvo para P&G, que cerró el tercer periodo trimestral de su año fiscal. En todos los casos, el factor precio fue el determinante para dichos crecimientos. Este, de momento, no afecta a la demanda, ya que los volúmenes de estos grupos también mejoraron respecto a hace un año.

Heineken, por ejemplo, mejoró sus ventas comparables un 24,9%, con un alza de los ingresos por hectolitro del 18,3%. L’Oréal creció un 13,5%, porcentaje del que 8,5 puntos correspondieron al factor precio. Este representó 5,2 puntos del incremento de ingresos del 7,6% de Nestlé, y 4,9 en el de Danone, cuyo alza de ventas fue del 7,1%. Solo P&G tuvo un equilibrio entre el crecimiento de las ventas tanto en volumen como en valor.

Los argumentos son similares en todos los casos: las subidas de precios buscan compensar la inflación de costes, acentuada por la guerra en Ucrania, para proteger los márgenes. En menor medida, también apuntan a una apuesta por la premiumización de sus ofertas y a la innovación, que encarecen sus productos. Pero el mensaje de cara al futuro también es el mismo: las revisiones al alza serán constantes.

Más subidas

“Esperamos más incrementos de precios durante el paso del año para reflejar la significativa inflación de costes. Continuaremos implementándolas de una manera progresiva y responsable”, dijo el director financiero de Nestlé, François Xavier Roger, el pasado jueves ante analistas. Su consejero delegado, Mark Schneider, también fue claro. “Todo el mundo ha entendido que las alzas de costes que empezaron el año pasado hacen que la estabilidad de precios, simplemente, no esté encima de la mesa”, dijo. “Ahora estamos defendiendo nuestros márgenes, no mejorándolos. La situación ha empeorado y es lo que queremos remarcar. Con los precios estamos intentando ser transparentes y amables”, apuntó.

“De cara al futuro vemos más incertidumbre macroeconómica y esperamos una presión inflacionaria significativamente mayor sobre nuestros costes”, dijo el consejero delegado de Heineken, Dolf van den Brink. Para compensarlo, dijo, “tomaremos medidas adicionales, incluidos los precios, para gestionar estos retos”.

Mismo mensaje desde P&G: “Los precios continuarán aumentando a medida que sigan incrementándose los costes”, dijo su responsable financiero, Andre Schulten, ante analistas. La compañía anticipó que, en su cuarto trimestre, la contribución de los precios al alza de ingresos será del 6%, por el 5% del tercero.

Por su tamaño y por su posición de liderazgo, las estrategias de estos grandes grupos marcarán el camino al conjunto del sector, y apuntan a una inflación que se mantendrá en niveles altos en el sector alimentario. En España, el IPC en alimentación y bebidas ha escalado mes a mes en los tres primeros meses del año: un 4,8% anual en enero, un 5,6% en febrero y un 6,8% en marzo, más del doble que en noviembre.

Y de forma añadida, también promete tensionar las negociaciones con la distribución, que desde enero también empezó a trasladar a los precios finales estos incrementos, situación que la huelga de transportistas de marzo no hizo más que empeorar. Además, como dijo el presidente y consejero delegado de Procter & Gamble, Jon R. Moeller, el miércoles pasado, “nuestros socios de la distribución también son, en la mayoría de casos, competidores con sus marcas propias. Y también necesitarán elevar los precios de las mismas”

Normas
Entra en El País para participar