Aeronáutica

Indra sitúa a Mataix como el único CEO para diseñar la entrada en ITP Aero

Junta siete días antes del 30 de junio, cuando Bain cierra el capital de la empresa vasca a nuevos socios

Centro de ITP Aero en Bizkaia.
Centro de ITP Aero en Bizkaia.

Los cambios en la dirección de Indra han dejado a Ignacio Mataix como único consejero delegado para diseñar la entrada del grupo en ITP Aero, según fuentes de la industria. Mataix estuvo catorce años al frente del fabricante de turbinas de baja presión y otros componentes aeronáuticos, con la absoluta confianza de la familia Sendagorta, accionistas de Sener, los fundadores de ITP Aero, que luego vendieron la compañía de Zamudio (ITP) a Rolls Royce.

Por tanto, Mataix conoce perfectamente una compañía a la que le dio la vuelta y puso en rentabilidad, dentro de un sector muy competitivo que obliga a destinar una parte importante de los resultados a nuevos desarrollos, para no perder velocidad de vuelo en el sector aeronáutico.

En su nueva etapa en Indra, Mataix contará con el apoyo en la gestión de Luis Abril, que no ha sido nombrado consejero delegado pero que asume nuevas responsabilidades. Además de ser el primer ejecutivo de TI en Indra, se pone ahora al frente de Indra Soluciones Tecnologías de la Infromación (Minsait), como consejero y director general.

Estos cambios en la cúpula se producen tras la dimisión de la consejera delegada Cristina Ruiz. Su salida de Indra nada tiene que ver con la próxima operación con ITP Aero, según fuentes conocedoras del proceso. Ruiz deja atrás su etapa en Indra por motivos personales y profesionales.

El consejo de administración ya estaba al tanto de su decisión desde hace una semana y convocó una reunión extraordinaria el pasado jueves a última hora de la tarde para ratificar su salida. Desde Indra dejan constancia de "la valiosa contribución y liderazgo" de Ruiz, a la vez de que valoran "muy positivamente su gestión" al frente del área de TI que ahora asume Luis Abril.

Mientras, se acerca el plazo del próximo 30 de junio para que Bain Capital de entrada a nuevos socios en el capital de ITP Aero. Tras adquirir el 100 % del accionariado a Rolls-Royce por 1.700 millones, el fondo de Boston (Estados Unidos) quiere dejar un 30 % a otros inversores. Aquí entra en juego el Gobierno de Pedro Sanchez, que ha reiterado en numerosas ocasiones en público que la compañía vasca es estratégica para consolidar a futuro la industria nacional de aeronáutica civil y de Defensa.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) es el primer accionista de Indra con el 18 %. El Consejo de Ministros de febrero pasado autorizó la subida de ese porcentaje al 28 %. Una operación pendiente de materializar y que consolidaría al Estado como el principal inversor de Indra. Además, es un cliente destacado de Indra. Más poder por esa doble condición.

Del citado 30 % de ITP Aero, está pactado que un 6% correspondería a BP Capital y SAPA. Esta compañía guipuzcoana, con un perfil público muy bajo, trabaja desde hace más de un siglo en el sector de Defensa y tiene una importante relación comercial con el Ejército de España. SAPA es propiedad de la familia Aperribay. Uno de sus miembros, Jokin Aperribay, es presidente del club de fútbol de la Real Sociedad.

El grupo con sede en Andoain (Gipuzkoa) ha adquirido recientemente el 5 % de Indra, por lo que aparece en todas las esquinas de la operación. Si ya está en el capital del grupo que preside Marc Murtra y próximamente en el de ITP Aero, añade a esta conexión su estrecha relación comercial con el Ejército, uno de sus principales clientes.

En la junta de accionistas de Indra, prevista para el 23 de junio, pocos días antes del citado plazo del 30 de junio para cerrar la venta de ITP Aero a Bain Capital, el mercado apunta a que Marc Murtra pudiera asumir poderes ejecutivos y respaldar a Mataix en la operación de entrada en el capital de ITP Aero.

De momento, sobre la mesa del consejero delegado de Indra hay otras prioridades de negocio, según fuentes conocedoras del proceso. El tiempo vuela y quedan poco más de dos meses para que Bain Capital cierre el proceso. El Gobierno vasco tiene claro que quiere entrar en ese 30 %. A la espera de que defina su inversión, desde el Ejecutivo de Vitoria reclaman un puesto en el consejo de administración de ITP Aero y que la empresa mantenga en Euskadi la sede y el actual nivel de empleo, entre otras pretensiones. Su entrada se produciría a través del fondo público Finkatuz, que ya participa en los grupos CAF y Kaiku, de los sectores ferroviario y lácteo, respectivamente, y considerados estratégicos en el tejido económico vasco.

Aernnova y Aciturri

En el concurso por la venta de ITP Aero pujaron sin éxito otras empresas del sector nacional, como Aernnova y Aciturri. Han superado lo peor de la crisis provocada por la pandemia, que en 2020 suspendió la mayoría de los vuelos en todo el planeta para evitar los contagios.

Una situación que bloqueó a las aerolíneas y por supuesto a los proveedores, como los dos citados, que ahora viven una reactivación porque el tráfico internacional de pasajeros y de mercancías se ha recuperado. En Estados Unidos, por ejemplo, no se exige la mascarilla a bordo, salvo en algún Estado.

ITP Aero volvió a la rentabilidad el año pasado y ganó 67 millones netos. El interés del Gobierno por conformar un grupo aeronáutico nacional en torno a esta empresa tiene que ver con que realiza el mantenimiento de todas las aeronaves de la Armada. Es un contrato muy importante para la compañía de Zamudio. Tiene una duración de dos años con opción a otros dos. Fuera de España y también en Defensa.

ITP Aero se ha posicionado como proveedor de referencia del motor del FCAS, el futuro avión de combate europeo, sustituto del Eurofighter, y en el que tambien participan las corporaciones Safran y MTU, de Francia y Alemania, respectivamente. La empresa vasca es asimismo uno de los proveedores del A400M, el avión de transporte militar de Airbus. Varias de sus unidades participaron en las evacuaciones de personas desde el aeropuerto de Kabul (Afaganistan) cuando los talibanes tomaron el control del país.

Todos estos proyectos han ganado en relevancia con la invasión de Ucrania por parte de Rusia. La mayoría de los países de Europa han aumentado sus presupuestos de Defensa.

Normas
Entra en El País para participar