Ciencia ficción sobre raíles

El sector ferroviario busca una movilidad segura, sostenible y conectada. Son clave las start-ups para acelerar proyectos y prototipos

Prototipo del hyperloop de Zeleros (modo de transporte en cápsulas-vagón propulsadas por un sistema electromagnético a través de tubos).rn rn
Prototipo del hyperloop de Zeleros (modo de transporte en cápsulas-vagón propulsadas por un sistema electromagnético a través de tubos).

El transporte sobre raíles apuesta por una movilidad segura, sostenible y conectada, tanto de personas como de mercancías, donde la innovación y la tecnología son las palancas que han adelantado un futuro de ciencia ficción a un rabioso presente.

¿Se imagina viajar en un vagón-cápsula a través de una especie de tubo a 1.000 km por hora y hacerse un Madrid-París en hora y media sin despeinarse? Tendrá que esperar hasta 2030, que es para cuando está prevista la primera ruta. La start-up española Zeleros lidera en Europa el desarrollo del hyperloop; así se llama este tipo de transporte terrestre que conecta ciudades y hubs logísticos con un mínimo coste energético.

El prototipo para el transporte de pasajeros ha causando sensación en en la recientemente clausurada Expo de Dubái y “el proyecto piloto se estrena este año en el puerto de Sagunto, en una pista de 100 metros que se está construyendo; en ella se probará la tecnología de motor lineal, con un sistema electromagnético, que lanzará el vehículo y que servirá también para el transporte de mercancías y logístico entre puertos”, adelanta Juan Vicén Balaguer, fundador de Zeleros.

Tras cuatro ediciones la aceleradora de Renfe ha financiado a 12 firmas emergentes desembolsando 16,5 millones de euros

Viejas ideas, nuevos usos

La idea tiene más de dos siglos, pero nos anticipa cómo la innovación diseña los trenes de un futuro inmediato. El proyecto es uno de los que han salido del TrenLab, la aceleradora de empresas de Renfe. Los trenes de alta velocidad, cercanías, mercancías, metros urbanos y tranvías, pero también las infraestructuras y las operaciones ferroviarias, contarán “con una mayor digitalización a través de las denominadas tecnologías habilitadoras como el IoT (internet de las cosas), el big data y sus derivados, el blockchain, la inteligencia artificial, la realidad virtual o la ciberseguridad. La incipiente computación e incluso ya se habla del metaverso ferroviario”, asegura Juan Carlos Cortés Rengel, vicepresidente del Railway Innovation Hub de Málaga, uno de los referentes internacionales del sector.

Abanico tecnológico

“Habrá mucho de robotización y automatización, de tecnologías satelitales y, cómo no, de utilización de energías alternativas como elemento de tracción o propulsión de trenes”, añade Rengel. Gracias a las nuevas tecnológicas, además de casi teletransportarnos en cápsulas-vagón a velocidad de vértigo sin notar el movimiento, se pueden prever y arreglar averías e incidencias a bordo y casi le será imposible hacer un ‘sinpa’ —colarse— o tener cualquier otro comportamiento poco ejemplar sin que le pillen. ¿Fantasía? No, algunas de estas innovaciones han salido ya del laboratorio, en concreto, del TrenLab, y se han incorporado a la industria ferroviaria o han entrado en fase de pruebas con prototipos.

Una de las ventajas del piloto de Zeleros es que “el vehículo, al estar menos en contacto con el aire, le cuesta menos propulsarse; tiene cero emisiones directas de efecto invernadero y es más eficiente que un avión para la misma ruta”, resume Vicén. El prototipo que estrenan alcanzará los 100 km por hora, “pero lo relevante de esta prueba no es la velocidad sino la posibilidad de ponerlo en marcha, probar que la lanzadera funciona; el segundo paso será otra pista de pruebas de hasta 4 km donde se alcanzarán velocidades de hasta 600 km”, resalta Vicén. Oriente Próximo y la India, además de Europa, pujan por ser los primeros en inaugurar la ruta. La regulación y la estandarización de los hyperloop cuentan con el respaldo de la Comisión Europea.

TrenLab “cumple su cuarta edición y ha acelerado ya 12 start-ups con una ayuda financiera de 16,5 millones de euros; estas empresas han generado 121 empleos y ya han desarrollado dos proyectos piloto”, precisa el operador.

Uno de ellos se acaba de poner en marcha: los sistemas de inteligencia artificial en los equipos de videovigilancia de 483 estaciones de cercanías. “Permiten recopilar y procesar miles de datos e incluirlos en un cuadro de mando único con el objetivo de mejorar la seguridad y la experiencia del cliente”, explican desde Renfe.

Esta solución ha sido creada por Imotion Analytics. “Desarrollamos el proyecto en plena pandemia para conocer en tiempo real lo que pasaba en cada tramo monitorizado. Además, permite detectar y generar alertas sobre tumultos, fuegos o accidentes”, enfatiza Alejandro Murillo, CEO y fundador de la empresa. El sistema se puede aplicar en banca, hoteles, otros transportes e industria.

De TrenLab también salió el proyecto piloto de Limmat. “Una plataforma de digitalización e incorporación de nuevas tecnologías en el mantenimiento de los vehículos que se inició como respuesta ante los problemas que presentaron algunos trenes en las líneas de Extremadura”, indica la operadora. “Mejora la agilidad y eficiencia de los procesos y la toma de decisiones; es capaz de detectar anomalías ocultas y reduce el coste de mantenimiento entre un 10% y un 20% y el de las averías hasta en un 25%, revelando fallos antes de que sucedan”, precisa Isabel Muñoz, directora de desarrollo de negocio de Limmat.

Otros de los retos del sector es alcanzar un mayor grado de eficiencia energética, “más aún en el actual escenario de mayores costes eléctricos, y absorber más tráfico de pasajeros y mercancías”, advierte Cortés Rengel. El ferrocarril es el único medio de transporte que puede responder al reto del cambio climático “teniendo en cuenta que produce solo el 0,3 de las emisiones de gases de efecto invernadero, el menor de todos, según datos de la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030”, concluye.

Todas las vías conducen a Málaga

Málaga acogerá del 29 de noviembre al 1 de diciembre el Rail Live! 2022, la feria internacional líder del sector ferroviario, con más de 100 expositores y todas las innovaciones de esta industria.

“Digitalización, sostenibilidad y liberalización se aúnan en esta edición como el único camino posible y correcto para un futuro sin carbón”, señala la organización. El Rail Live reúne Administraciones públicas, operadores ferroviarios, constructoras y otros actores que intervienen en el desarrollo de los sistemas de transporte por tren.

“La nueva era de la movilidad necesita las nuevas soluciones tecnológicas que actualmente están en desarrollo y que tanto nuestras empresas, start-ups y universidades están poniendo en marcha en sus innumerables proyectos de ­I+D+i”, apuntan desde el Railway Innovation Hub.

“Es importante que este año la feria se celebre en Málaga”, añade la organización, ya que supone un espaldarazo a la innovación y la tecnología que lidera la ciudad, sede del grupo Railway Innovation Hub, del Centro de Tecnologías Ferroviarias que impulsa Adif, y de Metro Málaga, que cuenta con una de las más grandes y novedosas infraestructuras metropolitanas de Andalucía. Además del AVE, esta comunidad contará en breve con la mayor red de metros y tranvías de España.

Normas
Entra en El País para participar