Combustibles

Alemania dejará de importar petróleo de Rusia a finales de año

El Brent se mantiene sin cambios en los 108 dólares

Pozo de petróleo en Casper, Wyoming.
Pozo de petróleo en Casper, Wyoming. AP

Uno de los mercados más tensionados con el estallido de la guerra de Ucrania es el energético. La fuerte dependencia de Europa de los combustibles fósiles rusos hace complicado que la UE decrete el embargo a las exportaciones de gas y petróleo. Pero mientras los países del Viejo Continente debaten si siguen los pasos de EE UU, la volatilidad del oro negro y el gas siguen marcando el compás de los mercados. El crudo de referencia en Europa que en niveles intradía superó 108 dólares se da la vuelta y retrocede un 0,57% después de que conocerse que Alemania se muestra dispuesta a ir rebajando sus importaciones de petróleo ruso.

La colomotora de Europa ha sido hasta la fecha unos países  más reticentes a decretar el embargo a las exportaciones. Sin embargo, este inmobilismo parece que tendrá los días contado. Según lo adelantado por la ministra de relaciones exteriores alemana, Annelena Baerbock, Berlín dejará de impotar petróleo ruso a finales de año. "Reduciremos el petróleo a la mitad para el verano y estaremos en 0 a finales de el año, y luego seguirá el gas, en una hoja de ruta europea conjunta", adelantó. Estas noticias han pasado por el alto en el mercado y el crudo se mantiene sobre los 108 dólares.

En las últimas sesiones las estimaciones de una menor demanda por el parón de la actividad en China han servido para frenar la escalada del oro negro. Los confinamientos impuestos en Shaghái en la estrategia de Covid cero han ayudado a contener los precios del crudo. Los repuntes de este miércoles se producen al calor a medida que se recupera la actividad industrial el gigante asiático y en una jornada en la quese publicarán los inventarios de crudo en EE UU. Las informaciones que se conocen hasta el momento apuntan a una caída cercana a los 4,5 millones de barriles la semana pasada, el mayor descenso desde principios de febrero.

Al igual que el Brent, el gas cambia las subidas por las caídas. El ministro de finanzas Christian Linder ha afirmado que las empresas que compren gas natural ruso no tendrán que abrir cuentas en rublos para pagarlo. "Los contratos son contratos", apuntó Linder en una entrevista a Bloomberg. "Los contratos se basan en dólares y euros por lo que las empresas del sector privado deben pagar en esas divisas", sentenció.

Normas
Entra en El País para participar