Red social

Musk, sobre la dirección de Twitter: "Sus intereses no están alineados con los accionistas"

La ejecutiva de la red social ha comenzado a tomar medidas para protegerse frente a la oferta hostil del multimillonario

Elon Musk, presidente de Tesla, durante su participación en una conferencia TED este mes.rn
Elon Musk, presidente de Tesla, durante su participación en una conferencia TED este mes. AFP

Las espadas está en alto en Twitter entre su ejecutiva y su reciente principal accionista, el multimillonario presidente de tesla, Elon Musk, que el pasado jueves anunció una oferta de compra por la totalidad de la compañía por más de 43.000 millones de dólares. A través de la red social, Musk ha acusado a la directiva de Twitter de no responder a los intereses de los accionistas, a los que él ha ofrecido una prima del 38% respecto al precio del 1 de abril, el día antes de saberse que había adquirido el 9,2% del capital.

La crítica de Musk surge a propósito de un tuit sobre el número de acciones que tienen los miembros del consejo de administración de la red social desde que su fundador, Jack Dorsey, abandonara la compañía a finales de noviembre del año pasado. Según Musk, " la junta directiva de Twitter no posee colectivamente casi ninguna acción", motivo por el cual no es posible que sus intereses sean los mismos que los de la red social”.

El comentario de Musk es una de sus reacciones a la negativa mostrada por la dirección de la compañía hacia su oferta, que ha declarado de entrada como hostil. Además, la dirección de Twitter decidió este viernes activar la conocida como “´pildora de veneno”, una medida con la que se busca retrasar o evitar la compra de la compañía por parte de Elon Musk. Tal fórmula tiene como objetivo complicar la compra de más del 15% de las acciones de Twitter por parte del presidente de Tesla, que ya es propietario de un 9% de ellas. Por su parte, Musk advirtió en el anuncio de su oferta por Twitter que el precio de 54,2 dólares por título era su oferta única y definitiva y sugirió que, de ser rechazada, vendería su participación.

En paralelo, Musk sigue lidiando en los tribunales con las consecuencias del polémico anuncio que realizó en 2018, cuando aseguró que iba a comprar todas las acciones de Tesla para sacarla de Bolsa y que contaba con financiación para ello, una declaración que no se materializó. Un juez federal acaba de dar la razón a un grupo de accionistas afectados por aquellas declaraciones y ha concluido que aquellos tuits de 2018 eran “falsos” y que Musk los realizó a sabiendas de que la información era falsa.

Los abogados demandantes reclaman ahora que se dicte una orden de restricción temporal contra Musk, por la cual no podría hacer comentarios públicos sobre aspectos del caso. Aquellos tuit ya le causaron un grave enfrentamiento con la SEC, el regulador del mercado estadounidense, ante la que Musk supuestamente debe dar cuenta de sus comentarios sobre Tesla en la red social.

Normas
Entra en El País para participar