La banca endurecerá el crédito por la crisis energética y la guerra

El supervisor constata un endurecemento de los préstamos a empresas ya en el primer trimestre

Fachada del Banco de España.
Fachada del Banco de España. Getty

La banca española y la europea endurecerá los criterios para conceder préstamos a las empresas y hogares durante el segundo trimestre del año debido al impacto de la crisis energética y la guerra en Ucrania. Además, según explica el Banco de España en la Encuesta sobre Préstamos Bancarios, publicada ayer, se espera una contracción de la oferta crediticia.

La encuesta muestra que en el primer trimestre de 2022 los criterios de concesión de préstamos a las empresas ya se habían endurecido en un contexto de mayor incertidumbre, problemas de abastecimiento de algunos productos y aumento de los costes energéticos y de otras materias primas.

Por tamaño de las empresas, el documento refleja que los criterios de concesión se endurecieron más para las pymes que para las compañías grandes. En esa línea, el porcentaje de solicitudes de fondos denegadas aumentó ligeramente.

De cara al segundo trimestre del año, la banca española anticipa un nuevo endurecimiento de los criterios de concesión y un leve descenso de la demanda.

En el caso de los créditos concedidos a los hogares entre enero y marzo, los criterios de concesión se habían mantenido estables, tanto en la financiación hipotecaria como en los créditos para el consumo. De hecho, las condiciones generales aplicadas en las nuevas hipotecas se habrían relajado ligeramente debido a la fuerte competencia, lo que se habría traducido en una reducción en los márgenes aplicados a los préstamos ordinarios.

La encuesta señala que, según la percepción de los bancos, la demanda de hipoteca había crecido de nuevo en los primeros meses del año. De esta forma, el supervisor indica que "la creciente incertidumbre" que se desató en marzo, con el estallido de la invasión de Rusia a Ucrania, no habría afectado aún de forma significativa a las solicitudes de hipotecas.

En cambio, para el segundo trimestre anticipa "un cierto endurecimiento" de los criterios de concesión y una caída de la demanda, lo que interrumpiría la tendencia ascendente que se venía registrando en los cuatro últimos trimestres.

En lo que respecta a las condiciones generales de los préstamos para el consumo y otros fines, se mantuvieron invariables durante los tres primeros meses del año. A pesar de ello, el porcentaje de solicitudes de fondos denegadas habría crecido levemente.

De acuerdo con las respuestas recibidas, la encuesta muestra que la demanda de crédito para consumo habría aumentado de nuevo durante el primer trimestre de 2022, impulsada por un mayor gasto en bienes de consumo duradero y por la mayor confianza de los consumidores.

Sin embargo, al igual que en los préstamos hipotecarios, para el segundo trimestre del año las entidades financieras esperan una contracción generalizada de la oferta de crédito. En ese sentido, prevén que los criterios de concesión de préstamos se endurezcan ligeramente en y anticipan un leve descenso de la demanda.

Normas
Entra en El País para participar