El Banco de España advierte que la morosidad “va a crecer” y pide prudencia a las entidades

Reclama "una gobernanza sólida" en medio de la crisis con la Fundación Unicaja

El Banco de España advierte que la morosidad “va a crecer” y pide prudencia a las entidades

El Banco de España ha pedido prudencia a los bancos ante el aumento de la incertidumbre por la guerra en Ucrania. El organismo, que ha presentado hoy su Memoria de Supervisión de 2021, ha advertido de que la morosidad aumentará en un futuro próximo con el vencimiento del periodo de carencia de los créditos avalados por el ICO y que su intensidad dependerá de la duración y el impacto del conflicto bélico.

En una carta recogida en la memoria, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, apunta que "las entidades deberán mantener una elevada prudencia, con un reconocimiento adecuado y temprano de los riesgos asociados, a fin de preservar la confianza en el sector y de facilitar el mantenimiento del flujo de crédito a la economía".

Según ha detallado la directora general de supervisión del Banco de España, Mercedes Olano, el 39% de los créditos ICO se encuentran todavía en periodo de carencia, y aunque algunos préstamos puedan ampliarse, irán venciendo durante del segundo trimestre. "La morosidad va a crecer. Estamos ante una incertidumbre muy grande. No hemos los efectos de segunda ronda que se van a producir por la guerra porque tardarán en verse.  Nuestros estudios dicen que las cifras resultantes podrían ser manejables, pero dependerá de lo que dure la guerra, su intensidad y si van a seguir subiendo los precios", ha explicado.

En la misma línea, la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, apunta en una entrevista que se incluye en la memoria que "es importante que las entidades analicen adecuadamente los riesgos y no liberen provisiones hasta que la incertidumbre se disipe, especialmente en los sectores más afectados por la crisis".

Reclama una gobernanza "sólida"

Entre las seis prioridades de supervisión para este año, el Banco de España señala que vigilará con especial atención la gobernanza de los bancos. En ese sentido, el gobernador indica en su carta que "la magnitud de los desafíos a los que tienen que hacer frente las entidades financieras pone de manifiesto, más que nunca, la importancia de que cuenten con una sólida gobernanza". También apunta que es "fundamental" el papel de los consejeros independientes en el consejo de administración del banco.

Estas recomendaciones se producen, precisamente,  en plena crisis de gobernanza en Unicaja, tras las dimisiones de tres consejeros independientes (Manuel Conthe, Ana Bolado y Manuel González Cid) debido a sus discrepancias con la decisión de reducir de seis a cinco los puestos de independientes en el máximo órgano de gestión del banco. También por las dudas expresadas por el Protectorado de Fundaciones Bancarias, dependiente del Ministerio Economía, sobre la idoneidad y honorabilidad de Braulio Medel como patrono y presidente de la Fundación Unicaja, que es la principal accionista del banco con un 30%.

Sin señalar a entidades concretas, el supervisor recuerda que un deterioro en la gobernanza de un banco puede rebajar la calificación que otorga el supervisor en el ejercicio SREP (Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora, por sus siglas en inglés) y puede conllevar más requerimientos de capital.

Normas
Entra en El País para participar