Mutualidad de la Abogacía supera los 9.000 millones de ahorro gestionado

La aseguradora logró un beneficio de 24 millones, que se destinará a reforzar solvencia

El presidente de la Mutualidad de la Abogacía, Enrique Sanz Fernández-Lomana.
El presidente de la Mutualidad de la Abogacía, Enrique Sanz Fernández-Lomana.

Mutualidad de la Abogacía, la aseguradora encargada de ofrecer productos de ahorro para la jubilación de los abogados, logró en 2021 rebasar los 9.000 millones de euros de patrimonio financiero gestionado, y además ganó 24 millones de euros, que irán destinados a reforzar la solvencia.

La mayor mutualidad de previsión social complementaria de España es ya la 5ª mayor compañía de vida, tras haber integrado el año pasado la Mutualidad de los Ingenieros.

La entidad cuenta ya con 208.759 mutualistas (de los que 21.000 son ya jubilados que están cobrando una prestación). Estos hicieron unas aportaciones a productos de ahorro por valor de 619 millones de euros (un 5,2% más que el año anterior).

Las inversiones de la Mutualidad supera los 10.600 millones de euros. La cifra incluye los 9.000 millones de compromisos de pensiones con mutualistas, más las plusvalías latentes de las mismas, y los recursos propios de la propia mutualidad. Una parte está en inmuebles. En concreto, 45 edificios, sobre todo de oficinas. En 2021 la entidad compró un inmueble en el Paseo de la Habana de Madrid, por 33 millones de euros.

Enrique Sanz Fernández-Lomana, presidente de la Mutualidad de la Abogacía, ha explicado en rueda de prensa que la entidad va a destinar los 24 millones de euros de beneficio "a reforzar los recursos propios, que suman ya más de 415 millones de euros".

"Somos la mayor compañía de previsión social de España y estamos llamados a ser un agente de referencia en el ahorro provisional y en los fondos públicos de empleo", explica el directivo.

La Mutualidad de la Abogacía logró en sus inversiones una rentabilidad media del 3,71%. Los mutualistas perciben 3,34%, tras descontar un gasto de gestión del ahorro del 0,21%.

La entidad ha logrado esta buena rentabilidad con unas carteras de inversiones muy conservadoras y a pesar de los bajos tipos de interés. La clave ha sido que la creación de la cartera de bonos se realizó hace años, con inversiones a muy largo plazo (9-10 años de duración media).

Rafael Navas, director general de inversiones, explica que el grupo "tiene una vocación de inversión a muy largo plazo. Ahora, con los bajos tipos de interés, hemos comprado pocos bonos, pero cuando empiecen a ofrecer mejores rentabilidades volveremos a invertir con fuerza".

La Mutualidad compró hace unos meses una participación del 5% en el gestor automatizado de inversiones Finizens. El presidente de la aseguradora, Fernández-Lomana, ha explicado que "se trata de una inversión puramente financiera y no está previsto un acuerdo estratégico para ofrecer a los mutualistas servicios de Finizens".

Normas
Entra en El País para participar