Crónica de Bolsa

El Ibex se mantiene sobre los 8.500 puntos con la ayuda de las farmacéuticas

El selectivo avanza un 0,2%

Parqué de la Bolsa de Madrid.
Parqué de la Bolsa de Madrid. Europa Press

La posibilidad de un alto el fuego inminente va perdiendo fuerza. En un contexto marcado por la posibilidad de nuevas sanciones a Rusia tras la masacre de civiles en la ciudad ucraniana de Bucha, los inversores no están dispuestos a asumir grandes riesgos. Consolidar las ganancias registradas desde los mínimos de marzo se convierte ahora en la prioridad. Con esta idea como telón de fondo, los principales índices europeos se anotaron leves avances. El Ibex 35, que durante gran parte de la jornada se mantuvo en negativo, logró sacudirse las pérdidas y cerró con un avance del 0,2%, suficiente para recuperar la barrera de los 8.500 puntos.

El sector financiero y las utilities fueron los principales lastres del selectivo. Mapfre bajó un 2,52%; Endesa, un 1,94% y Red Eléctrica, un 1,92% mientras Sabadell, CaixaBank y Bankinter retrocedieron un 1,36%, un 1,13% y un 0,45%, respectivamente. En el lado de las ganancias destacaron las farmacéuticas. Gifols sumó un 5,47%; Rovi, un 2,96% y Pharma Mar, un 2,9%.

El comportamiento del Ibex 35 se mantuvo en línea con el resto de índices. El Dax alemán sumó un 0,5%; el Cac francés, un 0,7% mientras el FTSE británico y el Mib italiano avanzaron un 0,28% y un 0,05%. Las Bolsas lograron sobreponerse un pésimo dato de confianza de los inversores en la zona euro, que se sitúa en abril en los -18 puntos, su peor valor desde julio de 2020 como consecuencia de la guerra en Ucrania.

Las Bolsas necesitan de nuevos catalizadores para alejar las pérdidas y prolongar las subidas. La temporada de resultados puede ser un buen termómetro. Más importante qye las cifras que divulguen las empresas, serán las previsiones. Los analistas de Link Securities consideran que la campaña "será fundamental para que los inversores puedan determinar hasta qué punto la guerra de Ucrania y, en gran medida, las sanciones impuestas a Rusia, han modificado el escenario al que se enfrentarán las empresas cotizadas en los próximos trimestres. Es muy factible que muchas cotizadas se vean obligadas a revisar a la baja sus expectativas de resultados. La cuestión es poder determinar hasta dónde este hecho está ya descontado en sus cotizaciones".

En Asia, el Nikkei cerró con un avance del 0,25% en su primera jornada de cotización bajo su nueva reestructuración en tres secciones llevada a cabo para tratar de atraer a más inversores foráneos. El Hang Seng, índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, inició la semana con una subida del 2,1% propiciada por los buenos resultados en los sectores inmobiliario y tecnológico. Por su parte, los futuros de Wall Street cotizan con leves ascensos.

Petroleo Brent 95,890 -0,725%
IBEX 35 8.338,10 -1,09%

La Unión Europea ha condenado este lunes las "atrocidades" cometidas contra civiles en las afueras de Kiev, responsabilizando a Rusia de las matanzas y avanzando que el bloque responderá con más sanciones de forma urgente. El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha expresado en una declaración su repulsa y asegurado que esta masacre "quedará registrada en la lista de atrocidades cometidas en suelo europeo". Según ha asegurado, la UE seguirá apoyando a Ucrania y avanzará "con urgencia" los trabajos para imponer más sanciones contra Rusia por la agresión militar.

Por su parte, el Gobierno de Rusia ha reclamado una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre supuestos crímenes de guerra en la ciudad de Bucha y ha apuntado a "una provocación" del Ejército ucraniano, al tiempo que ha acusado a Kiev de intentar "interrumpir" las conversaciones de paz.

La atención se centra además en la reunión del Eurogrupo, en la que España y Países Bajos presentarán este lunes un documento conjunto ('non-paper') para tratar de "romper las inercias" y construir una base que permita impulsar un debate "constructivo" que lleve a una revisión de las reglas fiscales europeas este año y antes de que acabe la cláusula de escape.

Los datos de la semana pasada mostraron que la inflación en la UE ya había alcanzado un máximo histórico, lo que aumenta la presión sobre el Banco Central Europeo (BCE) para que controle los precios incluso cuando el crecimiento se desacelera drásticamente. "Realmente parece que es hora de que el BCE actúe", advirtieron los analistas de ANZ en una nota recogida por Reuters. "Si bien el BCE será cauteloso acerca de subir los tipos, ciertamente parece que debería actuar antes para abolir su programa QE", añaden estos expertos.

Junto a la guerra, las medidas de los bancos centrales para contener el alza de los precios es el otro foco de atención para los inversores. La fortaleza mostrada por el mercado laboral estadounidense unido a una inflación desbocada da argurmentos para que la Reserva Federal acelere su proceso de subidas de tipos. Además de elevar las tasas en 50 puntos básicos en mayo, en los últimos días el mercado ha empezado a poner en precio un repunte similar en las próximas citas. La rentabilidad de la deuda a 10 años de EE UU repunta al 2,4%, mientras el bono a cinco y dos años se sitúan en el 2,55%. Es decir, pagan más que la deuda a largo plazo, un fiel reflejo de cómo la curva de deuda empieza a invertirse.

La posible crisis energética, después de que Francia y otros países europeos advirtieran sobre posibles nuevas sanciones a Rusia llevan al Brent a sumar un 3%, hasta los 107,48 dólares, mientras el gas cae un 0,3%.

Normas
Entra en El País para participar