_
_
_
_
_
Grupo de sabios

Los asesores económicos de Scholz ven riesgo de recesión en Alemania

Recortan su estimación de alza del PIB para este año desde el 4,6% de noviembre al 1,8%

El canciller alemán, Olaf Scholz
El canciller alemán, Olaf ScholzReuters

El riesgo de recesión asoma en la mayor economía de la zona euro. Su estrecha dependencia energética de Rusia ahora pende de un hilo, la guerra en Ucrania pone en cuestión el suministro del gas y el petróleo ruso, del que Alemania depende en muy alto porcentaje. Las empresas alemanas también tienen estrechos lazos comerciales con Rusia que ahora se han roto, lo que va a resultar en un fuerte deterioro de la previsión de crecimiento económico para este año.

El Consejo Asesor de Economistas del Gobierno alemán, conocido como el grupo de los “cinco sabios”, ha anunciado hoy sus previsiones y ha revisado con fuerza a la baja su estimación de aumento del PIB alemán este año. Se reduce desde el 4,6% estimado en noviembre al 1,8%. Para 2023 los sabios esperan un crecimiento del 3,6%.

"En noviembre había indicadores que permitían esperar una fuerte recuperación de la coyuntura. Las carteras de pedidos de las empresas estaban llenas y los problemas en las cadenas de suministro derivadas de la pandemia parecían superadas", dijo el economista Achim Truger durante la presentación del informe de los sabios. "Ahora la guerra trae nuevos problemas de suministro y las empresas tienen problemas con el alza de los precios de la energía", agregó. En ese contexto el Producto Interior Bruto (PIB) alemán, según los sabios, no recuperará el nivel anterior de la pandemia antes del tercer trimestre de este año.

Además, los sabios advirtieron que la situación puede empeorar y que Alemania puede verse incluso enfrentada a una recesión acompañada por altos niveles de inflación debido a la dependencia energética frente a Rusia. "Alemania tiene una fuerte dependencia de los suministros de energía rusos. Una interrupción de los suministros traería el peligro de que la economía alemana cayera en una recesión profunda y que la inflación crezca aún más", advirtió la economista Monika Schnitzer.

El ejecutivo alemán ya ha comenzado a tomar medidas para ir rebajando esa dependencia energética de Rusia aunque se ha negado por el momento a renunciar al suministro de petróleo y gas desde Moscú, como sí han hecho Reino Unido y EE UU, bajo el riesgo de sufrir un verdadero apagón energético. El gobierno de Olaf Scholz está de hecho diseñando un plan de emergencia en caso de corte del suministro, ante las advertencias de Rusia de que solo permitirá el pago de sus materias primas a rublos para los países a los que considera hostiles.

Los sabios esperan en Alemania una inflación del 6,2% en 2022 y del 2,9% en 2023, lo que estará todavía por encima del objetivo del BCE según la cual la estabilidad de los precios está garantizada con una inflación ligeramente por debajo del 2%.

Como aspecto positivo los sabios resaltaron que la situación del mercado laboral seguirá siendo estable para este año esperan un índice de desempleo del 5,1 por ciento, tras el 5,7 por ciento en 2021, y del 4,9 por ciento para 2023.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_