El mercado del lujo creció un 15,5% en 2021

La cifra es insuficiente para compensar la caída del 26,6% como consecuencia de la pandemia, según el informe anual de EAE

El mercado del lujo creció un 15,5% en 2021
GETTY IMAGES

El mercado de bienes personales de lujo (moda, perfumería y cosmética y joyas) cerró 2021 con una subida del 15,5% respecto al año anterior, según el estudio Mercado del lujo. España 2021 elaborado por EAE Business School. El dato, sin embargo, es insuficiente para compensar la caída del 26,6% que se produjo en 2020 como consecuencia de la pandemia.

Estos datos guardan una estrecha relación y son proporcionales a la falta de turismo, apunta Ramón Solé, director del Luxury Brand Management MBA de EAE Business School y autor del informe. En 2021, España recibió 31,1 millones de turistas, un 64% más que en 2020, pero aún lejos de la cifra récord de 83,5 millones que se alcanzó en 2019.

Cabe mencionar que el estudio centra el análisis en el mercado interior, por lo que no tiene en cuenta el impacto en aeropuertos, donde, según fuentes del sector, la caída en 2020 fue del 75% y aún solo se ha mitigado alrededor de un 5%. Esta tenue recuperación se debe a la falta de turistas, especialmente de aquellas nacionalidades con un mayor peso en las compras de este segmento, como son China, Corea, Japón, Latinoamérica o Estados Unidos.

A nivel global, las ventas han sido un 19% superiores en 2021 a las que se obtuvieron el ejercicio anterior. Un crecimiento impulsado por los buenos resultados de los bienes personales de lujo (+32%) y lastrado por la menor recuperación de las transacciones de vehículos de alta gama. Si bien este segmento sigue mostrando una mayor resiliencia que el resto de la industria: mientras que el motor en general bajó un 14,5%, los coches de lujo lo hicieron solo un 10%.

En concreto, la moda y los complementos sufrieron un revés del 20% a nivel global; un 27% en el caso de España. Estados Unidos y China tuvieron mejores resultados que la media al compensar en sus mercados domésticos el consumo que hubieran hecho en viajes al exterior. Aun así, EAE destaca el buen resultado de las marcas españolas, que mejoraron un 12%, a pesar de que para algunas el peso del consumidor internacional supera el 50%.

La joyería, por su parte, presenta una menor dependencia del turismo, pues solo un 20% de sus compras son de clientes internacionales. La caída en las ventas (19%) durante la pandemia se debe más a la prudencia de los consumidores ante la incertidumbre que a la falta de turistas, explican desde EAE. La joyería creció un 10,8% en 2021 en comparación al año anterior. La alta relojería, sin embargo, suele depender más del consumo exterior, pero en este caso el descenso no ha sido tan acusado como cabía esperar. Los expertos achacan este optimismo a un aumento del coleccionismo, tanto entre clientes nacionales como en extranjeros que residen en España. Todo ello contribuyó a que las ventas de esta categoría aumentaran un 31,9% el pasado año.

Por último, la cosmética presenta grandes diferencias entre sí: el perfume ha ganado peso en detrimento del maquillaje, especialmente por la obligatoriedad de las mascarillas. Pero, en términos generales, este grupo tiene una menor dependencia del exterior, lo que le permitió caer solo un 18,5%. Además, han tenido una mayor capacidad de recuperación al tratarse de productos de lujo más asequibles que el resto de la alta gama. En 2021, el incremento ha sido del 14,3%, solo siete puntos por debajo de los niveles previos a la pandemia.

El caso de Madrid

El informe también dedica una mención especial a la apuesta que se está haciendo por la ciudad de Madrid desde el mundo del lujo. Barcelona había ejercido como foco principal del turismo de alta gama durante las tres últimas décadas gracias al fuerte posicionamiento de la metrópoli a raíz de las Olimpiadas. Sin embargo, las nuevas aperturas, la actualización de infraestructuras y la llegada de turismo de mejor calidad han aupado a la capital hasta convertirse en el principal punto de atracción de los clientes de alta gama.

En concreto, el estudio destaca la apertura del Four Seasons y la Galería Canalejas, así como la renovación del Villamagna y el Mandarin Oriental-Ritz, en relación a la oferta hotelera. Tampoco pasa por alto la inauguración de Wow y la entrada del grupo de restauración Paraguas.

Normas
Entra en El País para participar