Inmobiliario

Sareb pierde 1.626 millones, un 50% más, por las ventas con minusvalías de sus peores activos

Incrementó en 2021 la cancelación de deuda, hasta los 1.250 millones, y disparó sus ingresos un 54%

Javier García del Río, presidente de Sareb.
Javier García del Río, presidente de Sareb.

La maquinaria de Sareb funcionó a pleno rendimiento en 2021, tras un año de parón en 2020 por la pandemia. La compañía obtuvo unos ingresos de 2.184 millones de euros, un 54% más que el año anterior y cerca del importe registrado en 2019. Ese negocio, permitió a su vez, volver a la senda de cancelación de deuda avalada por el Estado, concretamente 1.250 millones, tal como avanzó este diario en octubre.

Sin embargo, este incremento del negocio no ha provocado una mejora del resultado, sino todo lo contrario. La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria perdió 1.626 millones, un 51% más que el año anterior. Esto se debe a que desde 2020, la compañía puede vender los activos que en su balance tienen un importe mayor que lo que realmente valen a precio de mercado, por lo que la entidad tiene que apuntarse esas minusvalías como pérdidas.

Como recuerda el banco malo en un comunicado remitido este viernes, estos números rojos no tienen impacto en la viabilidad de la compañía, dado que desde 2020 está exenta de la obligación de contar con recursos propios positivos para operar con normalidad. Desde la aprobación del Real Decreto 6/2020, se le permite operar con fondos propios negativos y, además, poder vender activos apuntándose pérdidas. Hasta ese momento, la entidad solo podía enajenar propiedades con plusvalías.

El banco malo centro ahora su objetivo en cancelar deuda, utilizando la caja para reducir esos  1.250 millones, con lo que la deuda viva se sitúa en los 33.664 millones. En sus nueve años de vida, Sareb ha reducido el aval de Estado en 17.100 millones, el 34% del total. "Gracias a esos mayores ingresos, se va a acelerar la devolución de la deuda, debido a la nueva estrategia de maximizar la generación de caja y encauzarla a amortizar deuda", señala en el comunicado la entidad presidida por Javier García del Río.

La entidad también se encuentra en un proceso de ahorro de costes en la gestión de su cartera, de valor conjunto por casi 30.000 millones, ya que lanzó un proceso de búsqueda de servicers en el que recorta los precios. De ese concurso seleccionó a Altamira/Aliseda (empresas de Blackstone) y a Hipoges, que empezarán a gestionar en junio, y dejó fuera a sus socios hasta ahora: Haya, Servihabitat, Altamira y Solvia.

Detalle de los ingresos

Del volumen de ingresos, 1.499 millones procedían de la gestión y venta de inmuebles, lo que supone un repunte del 77% frente a 2020. El negocio de préstamos generó 657 millones, un 16% más, pero por debajo de 2019 debido a la reducción de esta parte de la cartera y a la transformación de los activos financieros en inmuebles. El 85% de las ventas se ha realizado a través de canales minoristas (a particulares y empresas), en el ejercicio en el que menos se ha recurrido a las ventas de grandes carteras. El resto, 28 millones, se correspondió con otros ingresos.

En el segmento residencial, las ventas alcanzaron un volumen de 1.031 millones, un 61% más. El crecimiento fue todavía mayor en el caso de los suelos y los activos terciarios, que aportaron 386 millones, lo que supone un incremento del 142% frente a 2020 y del 58% respecto a 2019.

Sareb alcanzó en 2021 su récord histórico de venta de inmuebles con la comercialización de 23.263 unidades de diferente tipología (residencial, suelo y terciario), según los datos proporcionados por la entidad.

En paralelo a esta creciente actividad comercial, los gastos operativos de la compañía aumentaron un 14% y se situaron en los 688 millones. Este repunte se debe a los mayores costes de comercialización -por la subida de las ventas- y de adecuación de los inmuebles -como consecuencia del mal estado de los activos recibidos por los créditos impagados por el sector promotor/constructor- para venderlos a clientes minoristas.

A cierre de 2021, la entidad acumulaba una cartera con minusvalías contables de 8.627 millones de euros, un 5% menos que un año antes por la venta de activos.

Desinversión de la cartera de activos

La actividad desarrollada en el ejercicio permitió reducir la cartera en 2.615 millones. Cabe destacar la caída del 21% del volumen de préstamos impagados de promotores, la mayor bajada anual desde la creación de Sareb.

Desde su origen, la cartera de activos de la compañía ha disminuido más del 43%, hasta los 28.895 millones de euros. En la actualidad, algo más del 50% son inmuebles y el resto, préstamos al promotor con garantías inmobiliarias.

Normas
Entra en El País para participar