España toma partido por Marruecos en el conflicto del Sáhara

Rabat da por superada la crisis y considera que hay una base seria 
para avanzar en la situación

Pedro Sánchez junto al Rey de Marruecos, Mohammed VI, en noviembre de 2018.
Pedro Sánchez junto al Rey de Marruecos, Mohammed VI, en noviembre de 2018. AP

Marruecos da por superada su crisis diplomática con España, que se ha prolongado 10 meses, después de que España haya abandonado su tradicional postura de neutralidad en el conflicto del Sáhara y haya tomado partido por Rabat. Marruecos celebró el viernes la “postura positiva” manifestada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras su carta a Mohamed VI en la que afirma que el plan de autonomía marroquí para el Sáhara es una “base seria” para una solución al conflicto y apuntó a que con ello se abre una nueva etapa en la relación.

“Marruecos aprecia altamente las posiciones positivas y los compromisos constructivos de España en relación con la cuestión del Sáhara marroquí” manifestadas por Sánchez en su misiva, señaló el Ministerio de Exteriores marroquí en un comunicado.

“Los términos de este mensaje permiten prever una hoja de ruta clara y ambiciosa con el fin de inscribir, de forma duradera, la relación bilateral en el marco de bases y parámetros nuevos”, como manifestó Mohamed VI en su discurso del pasado mes de agosto, añadió Rabat.

En este sentido, recordó que el monarca alauí instó a “inaugurar una etapa inédita en las relaciones” entre los dos países, “fundadas en la confianza, la transparencia, la consideración mutua y el respecto de los compromisos”.

La decisión de Sánchez abrió un nuevo frente interno en el Gobierno. Unidas Podemos rechazó la propuesta de autonomía de Marruecos para el Sáhara Occidental porque significa “abandonar la posición de neutralidad y el consenso de las resoluciones de Naciones Unidas”. Otras fuerzas como Coalición Canarias e IU pidieron explicaciones a Sánchez.

Respaldo de EE UU

Estados Unidos ha señalado este viernes que coincide con España en que el plan de autonomía marroquí es "serio, creíble y realista", aunque ha evitado valorar el cambio político anunciado por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

"Seguimos considerando el plan de autonomía de Marruecos como serio, creíble y realista, así como con un claro potencial para satisfacer las aspiraciones del pueblo del Sáhara Occidental", ha señalado un portavoz del Departamento de Estado estadounidense consultado por Europa Press.

A su vez, la misma fuente ha reafirmado el apoyo de Washington tanto al enviado especial de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura, como a sus esfuerzos por "promover un futuro pacífico y próspero" para el pueblo saharaui y la región.

Normas
Entra en El País para participar