Textil

Inditex deberá recurrir por primera vez a reservas para pagar la mitad del dividendo

La retribución anunciada dobla la base de reparto del ejercicio 2021

Reparto dividendos Inditex Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Inditex deberá recurrir a las reservas para completar el pago de los casi 2.900 millones de euros de dividendo que repartirá entre sus accionistas por los resultados de 2021, como anunció el pasado miércoles. Una situación inédita para el gigante textil, que tiene su explicación en que el resultado individual de la matriz al cierre del pasado año, sobre el que se fija la base de reparto del dividendo anual, fue de 1.472 millones de euros, menos de la mitad de la retribución anunciada, e insuficiente para cubrirla en su totalidad.

En sus cuentas anuales individuales, Inditex explica que la propuesta de aplicación de ese beneficio de 1.472 millones consiste en destinar 1.440 a dividendos y otros 32 a reservas voluntarias. El grupo anunció en su presentación de resultados una retribución al accionista de 0,93 euros por título, que multiplicados por todas las acciones que componen el capital social de la compañía, supone el reparto 2.898,5 millones, un 33% más que en el año anterior. Por tanto, faltarán 1.458,5 millones, más de la mitad, que tendrán que salir de las abultadas reservas de la compañía, que a cierre del pasado ejercicio ascendían a 19.552 millones.

Una situación que no generará ningún impacto contable en la sociedad, pero que marca un hecho hasta ahora nunca visto en la compañía que preside, hasta el 31 de marzo, Pablo Isla. Históricamente, Inditex siempre ha ceñido el reparto de dividendos al beneficio anual de su matriz. Con el paso de los años, llegó a destinar entre el 95% y el 98% de la ganancia individual a este fin, sin tener que recurrir a las reservas para completar el pago al accionista.

Existe una excepción, pero de naturaleza diferente. En marzo de 2020, en la presentación de los resultados récord de 2019, y con la pandemia recién iniciada, Inditex decidió aplazar la decisión sobre el reparto del dividendo, y destinó a reservas la totalidad del beneficio individual, 10.418 millones. El 10 de junio, el consejo decidió aprobar el pago de 0,35 euros con cargo a reservas, y no como aplicación del resultado del ejercicio, como hace habitualmente.

El beneficio individual de 2021, de 1.472 millones, fue la mitad del registrado en el anterior. Una caída que tuvo su origen en los menores dividendos que la matriz cobró a las filiales que componen el grupo Inditex. Estos fueron de 1.421 millones, cuando en 2020 fueron de 3.054 millones. Algo que tiene su explicación en los menores beneficios que generó el negocio textil por culpa de la pandemia, y que dejó menos margen a la matriz para tomar esos fondos.

También por la intensa actividad de repatriación de dividendos que Inditex llevó a cabo en los últimos años. En el ejercicio 2019 cobró 8.995 millones por esta vía, elevando el beneficio de la matriz a los mencionados 10.418 millones, el más alto visto en España. Un año antes fue de 10.381 millones, tras repatriar 8.170 en dividendos. Entonces, la compañía reconocía llevar a cabo “una política muy activa de repatriación” con el objetivo de reducir riesgos de tipos de cambio.

Normas
Entra en El País para participar