Renta fija

La deuda de EE UU anticipa un escenario de menor crecimiento

El diferencial entre la deuda a dos y 10 años cae a los 20 puntos básicos

La deuda de EE UU anticipa un escenario de menor crecimiento pulsa en la foto

La subida de tipos de la Reserva Federal no pilló por sorpresa a los inversores, pero esto no significa que el mercado haya permanecido ajeno. La deuda, uno de los activos más sensibles a la política monetaria, es sin lugar a duda la que más reacciona. Los ascensos de los rendimientos fueron generalizados, pero tuvieron una mayor intensidad en los plazos cortos. Esto ha intensificado el aplanamiento de la curva de deuda. La rentabilidad de los bonos a cinco años y 10 años se sitúan 2,13% mientras la deuda a dos años cotiza en el 1,92%. El diferencial entre los bonos con vencimiento cae a los 20 puntos básicos, su nivel más bajo desde comienzos de marzo, en la antesala del estallido de la pandemia.

La reacción del mercado se debió más a la rebaja de las previsiones de crecimiento que a la mera subida de tipos. En la actualización de las proyecciones el comité recortó al 2,8% su estimación de PIB para este año, lejos del 4% que prevían a finales de 2020. Mientras las previsiones de crecimiento se recortaron, las estimaciones de inflación se revisaron al alza. Para este año la Fed prevé que los precios suban al 4,3%, un 1,7% más que hace tres meses. Es decir, aunque el crecimiento siga siendo estable, el temor de estanflación planea sobre el mercado.

"Creemos que la tendencia al aplanamiento de la curva tiene más recorrido", señaló a Reuters, Kaspar Hense, gestor de carteras de Bluebay Asset Management. La rebaja de las estimaciones de PIB superaronó a las realizadas una semana antes por el BCE. Aunque el aplanamiento de la curva de tipos suele ser un síntoma de recesión, los analistas señalan que de media pasan tres años desde la primera subida de tipos de la Fed para que la economía entre en recesión.

Los expertos consideran que tanto el comunicado como el mensaje lanzado por Jerome Powell en la rueda de prensa resultó ser más agresivo a lo previsto. El banco central estadounidense reafirmó su compromiso de poner freno a la inflación y señaló que está dispuesto a elevar las tasas en cada una de las reuniones. Junto a la subida de los tipos, la Fed señaló que en próximas reuniones se abordará la reducción del balance. "La Reserva Federal es muy consciente del riesgo de una espiral de precios y salarios: cuanto más tiempo permanezca elevada la inflación, mayor será el riesgo de que se enquiste a través de las expectativas y la dinámica de formación de los salarios", señala Silvia Dall’Angelo, economista senior del negocio internacional de Federated Hermes.

Richard Bernstein, CEO de Richard Bernstein Advisors (RBA), considera que, aunque algunos inversores consideren agresiva la actitud de la Fed, el experto señala que nunca antes el banco central estadounidense ha estado tan por detrás de la inflación y sin embargo la subida de tipos se ha limitado a los 25 puntos básicos.

Normas
Entra en El País para participar