Déficit Público

El conjunto de la deuda pública creció el 5,6% en enero hasta los 1,424 billones de euros

Sólo los ayuntamientos registraron un ligero descenso del 0,1% interanual de su saldo hasta los 21.979 millones de euros

La evolución de la deuda de la Seguridad Social crece más del 16% en el último año hasta aproximarse a los 100.000 millones

Deuda pública Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Aunque frente al mes anterior el conjunto de la deuda de las administraciones públicas en enero se redujo en 3.338 millones de euros, en términos interanuales se incrementó el 5,6% hasta un saldo global de 1,424 billones de euros.

Según los datos publicados por el Banco de España, si se desagrega la deuda del Estado, su saldo alcanza los 1,243 billones de euros, lo que representa un incremento interanual del 6,3%. El saldo de otras unidades de la administración central se fijó en los 48.572 millones de euros lo que representa una disminución del 16% interanual. Dentro de este capítulo se encuentra el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE) y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El saldo de deuda de las Administraciones de la Seguridad Social por su parte, se situó en 99.184 millones, un 16,2% más que un año antes, aunque prácticamente estable frente a los 99.185 millones de euros del mes de diciembre.Este crecimiento obedece a los préstamos recibidos del Estado para la Tesorería de la Seguridad Social para financiar su déficit.

Respecto a las administraciones territoriales, la deuda de las comunidades autónomas se situó en los 309.722 millones de euros en enero de 2022, con un aumento interanual del 2%, si bien en este inicio del año su saldo se redujo desde los 312.898 millones del mes anterior.

Por lo que respecta a la deuda de las corporaciones locales, se situó en 21.979 millones de euros en este mes,siendo la única que registró un descenso de su deuda, en este caso de un 0,1% frente al saldo registrado en enero de 2021.

La consolidación en el conjunto de las Administraciones Públicas -es decir, la deuda en poder de los diferentes subsectores que componen dicho sector- aumentó un 3% respecto al año anterior, hasta los 298.000 millones de euros.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) hace unos días, lanzó una serie de advertencias a España para llevar a cabo un plan de consolidación fiscal ante el riesgo de que la deuda se cronifique en cotas elevadas, superiores al 115% del PIB.

El marco fiscal de la UE fijaba originalmente en materia de deuda pública como objetivo deseable, un umbral del 60% del PIB, nivel que a la vista de la evolución actual que se sitúa en el entorno del 120%, van a tener que pasar muchos años hasta lograr reducir esta ratio.

No obstante, estas reglas fiscales quedaron en suspenso con el inicio de la pandemia por el Covid y estaba previsto que volviesen a ponerse en activo a finales de este año o principios de 2023. Todo apunta a que como consecuencia de los efectos derivados de la guerra de Ucrania, prácticamente pueda darse por hecho que este marco fiscal se mantendrá en stand by por algún tiempo más.

Para encontrar una ratio que cumpliría la senda de consolidación de Bruselas habría que remontarse a 2010, cuando esta variable se estableció en el 60,5% del PIB. Desde esta ratio se inició una escalada que alcanzó el 100% del PIB en 2014 y el 120% en 2020.

La crisis financiera cuyos efectos llegaron a España en 2009 y sus efectos prolongados durante varios ejercicios explican esta carrera alcista del endeudamiento público, que nuevamente se ha visto afectado por la pandemia del Covid.

Normas
Entra en El País para participar