_
_
_
_
_
Banca

Santander rebaja el riesgo de mercado respecto al año precovid

Las pérdidas máximas diarias por ‘trading’ baja a 10,5 millones El banco extrema la prudencia en momentos de alta volatilidad

Riesgo banca
Infografía: Belén Trincado

Los bancos cuentan con unas carteras formadas por deuda y acciones, esencialmente, con las que ganar dinero gracias a los movimientos del mercado. Pero también pueden perder, y computan ese riesgo con el denominado valor en riesgo (VaR, por sus siglas en inglés), en forma de pérdidas diarias máximas. Santander lo rebajó el año pasado un 13,2%, hasta una media de 10,5 millones, a niveles inferiores al ejercicio del estallido del Covid-19.

Ese es el importe máximo de pérdidas que el banco puede asegurar que no va a sobrepasar en su cartera de negociación en condiciones normales de mercado con un grado de confianza del 99%. Es decir, solo existe un 1% de posibilidades de que se supere es cantidad. A cierre de 2021, la cartera de trading de Santander ascendía a unos 117.000 millones de euros.

En 2019, el año previo a la pandemia y que se toma como referencia de lo que podría ser un año normal, la entidad presidida por Ana Botín cerró el ejercicio con un VaR medio de 12,1 millones. En 2020, marcado precisamente por la alta volatilidad en las Bolsas debido al impacto del Covid-19, el VaR escaló hasta una media de 12,5 millones en el año y alcanzó un máximo de 54,8 millones en el pico de la crisis sanitaria.

Con todo, la entidad explica en un documento que se centra en la operativa con clientes para minimizar “cualquier exposición al riesgo direccional en términos netos, manteniendo su diversificación por geografía y factor de riesgo”.

Fuentes conocedoras de la gestión del riesgo del Santander señalan que la entidad es especialmente cuidadosa en momentos de tensión como los sufridos con el Covid y los experimentados con la guerra. El principal peligro en 2021 en la cartera de trading de Santander fueron los tipos de interés, el spread de crédito y el tipo de cambio, según detalla Santander en su informe anual remitido a la SEC, el supervisor de los mercados en EE UU.

Por su parte, BBVA cerró 2021 con un VaR medio diario 29 millones de euros, lo que representa un 7,4% más que en 2020 y un 52,6% más que en 2019, el año prepandemia. La entidad valora en su informe anual que el riesgo de mercado se mantuvo “en niveles bajos” si se compara con otras magnitudes de riesgos, especialmente las de crédito.

El nivel máximo alcanzado en el año se produjo el 7 de abril de 2021, día en que ascendió a 36 millones.

Al final del ejercicio, BBVA contaba con una cartera de negociación de 123.493 millones, después de engrosarla un 16,6% respecto a 2020 (entonces ascendía a 105.878 millones) y un 24,2% en comparación con 2019 (en ese ejercicio sumaba 99.469 millones).

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_