Restauración

Malvón abrirá 40 locales este año tras vender un 130% más en 2021

La cadena de empanadas argentinas dobló su red el año pasado

Alejandro Polo, cofundador de Empanadas Malvón
Alejandro Polo, cofundador de Empanadas Malvón

Malvón, la cadena especializada en empanadas argentinas, cerró 2021 doblando el número de locales e incrementando sus ventas un 130%, llegando a los 11,5 millones de euros. A la conclusión del año contaba con 65 locales, 33 más que al cierre de 2020, incluido el primero fuera de España, en Portugal, y con un importante peso de franquiciados, una tendencia de crecimiento que acelerará durante 2022.

Para este año, la previsión es sumar otros 40 y superar el centenar, con especial foco en Cataluña y en el crecimiento en Portugal. “Queremos abrir todo el mercado catalán, empezando a pie de calle en Barcelona y en un gran almacén en El Corte Inglés”, explica Alejandro Polo, cofundador de la compañía. “Es un mercado más maduro en el segmento de las empanadas. En Madrid abrimos nicho, pero allí ya hay tiendas desde hace años. Pero aspiramos a tener, al menos, entre 20 y 30 tiendas.”, describe Polo, que señala a la Comunidad Valenciana como otra región que acaparará la mayor parte de las aperturas.

De las 40 proyectadas, alrededor de una docena serán propias y el resto, franquiciadas. En 2021, de las 33 aperturas, nueve fueron de su propiedad y 24 por la vía de la franquicia. “Esa mezcla nos funciona. Las propias nos permiten arriesgar, probar cosas, como cuando abrimos la primera en El Corte Inglés de Goya (Madrid). Es una buena proporción para entender el modelo de negocio”.

Precisamente, entre los planes de Malvón está seguir abriendo en centros de El Corte Inglés. En la actualidad tiene seis en grandes almacenes de Madrid, Barcelona y Sevilla. “Estamos muy contentos. Tenemos un acuerdo de exclusividad con ellos. Estamos pendientes de más aperturas, que serán en ubicaciones muy específicas. Suelen ser céntricas, de alto tránsito, y que estén junto al supermercado”.

Otro reto es la internacionalización. Empanadas Malvón ya tiene tres locales en Portugal, en Oporto, y en ese país quiere sumar entre seis y ocho más este año. Una prueba para llegar a otros lugares. “Francia, Italia, Alemania... estamos siendo muy analíticos. Hacia finales de año tendremos algún acuerdo. La expansión internacional es compleja”.

Un proyecto adicional será el desarrollo de un delivery propio, de la mano de Stuart. En la actualidad, supone entre un 10% y un 15% de las ventas, según la tienda, que seguirá siendo el eje y que evolucionará. “A medida que se conozca más la empanada argentina, se abrirán más momentos de consumo. Y eso implicará ganar espacio para el consumo en la tienda, con mesas, terraza... , dice Polo, que descarta que sus empanadas pasen a venderse en el canal retail, y también una entrada de inversores para apoyar el crecimiento, que de momento es a pulmón. “Se nos han acercado fondos y dos empresas del sector de la restauración, pero a corto plazo no lo contemplamos”.

Normas
Entra en El País para participar