Orange-MásMóvil se comprometerá con la apuesta inversora en nuevas redes

El grupo galo aboga por su posición de socio industrial

Ambos socios tienen planes de despliegue de fibra óptica y 5G

Orange-MásMóvil se comprometerá con la apuesta inversora en nuevas redes
Getty Images

La futura Orange MásMóvil, si se materializa el acuerdo de fusión, actualmente en proceso de negociación, va a comprometerse con el impulso a la inversión en redes, tanto de 5G, con la ampliación de la cobertura nacional, como la fibra. Según fuentes del sector, los responsables parecen dispuestos a mantener la tendencia de los últimos años, ante las necesidades para hacer frente a la creciente demanda de datos, y que han quedado de manifiesto con la pandemia.

En el propio anuncio de la pasada semana, ambas operadoras señalan dos ejes de la transacción: abordar una expansión ambiciosa y sostenible de sus redes de fibra y 5G, además de contribuir a que España mantenga y continúe desarrollando unas infraestructuras de telecomunicaciones altamente competitivas. Para el grupo francés, el mercado español es clave, puesto que es el segundo del grupo en aportación de ingresos, solo por detrás de Francia.

Orange, que se postula como socio industrial de la nueva compañía, tiene en marcha planes de crecimiento en los distintos ámbitos del negocio en España. La operadora, que incorporó 739.000 unidades inmobiliarias de fibra en el último año, hasta alcanzar los 16,1 millones, prevé llegar a 16,8 millones con su red propia a final de 2022.

En el 5G, Orange cerró 2021 con una cobertura sobre el 58,6% de la población y su objetivo es llevar esta red a más de 1.500 municipios en España en 2022, de ellos, en torno a 1.100 con la banda de 700 MHz. El mercado español es también uno de los pilares de Totem, la división de infraestructuras de Orange, que tiene planes de integrar nuevas redes. Totem España gestiona cerca de 8.000 emplazamientos.

En términos financieros, Orange ha invertido en los últimos cuatro años más de 4.000 millones de euros, con un ratio de capex frente a ingresos por encima del 20%. A este importe se suman las aportaciones realizadas en la compra de espectro, que en el mismo periodo se acercan a los 500 millones, 350 millones de ellos en 2021, con la subasta de frecuencias para 5G. En 2021, el capex de Orange España ascendió a 980 millones de euros, un 1,1% más, cifra a la que se añadirían los cerca de 400 millones destinados a la compra de espectro 5G.

Orange ha defendido siempre su compromiso con el mercado español. Desde su llegada a España en 1997, la operadora ha invertido cerca de 35.500 millones de euros, incluyendo adquisiciones de calado como Amena y Jazztel, además de otras menores como Simyo o República Móvil. La teleco indica que ha estado generando una media anual superior a los 32.000 empleos indirectos.

MásMóvil

A su vez, MásMóvil y Euskaltel, que se integraron en 2021, invirtieron conjuntamente cerca de 500 millones de euros en el último año, y en los últimos cinco años alcanzarían un capex cercano a 3.000 millones. La operadora indicó que cuenta con 27 millones de hogares comercializables con fibra, de los que 14,2 millones corresponden a su red. La compañía, que usa en gran medida la red de Orange a través de sus acuerdos mayoristas, ha alcanzado los 700 municipios con sus servicios de 5G.

Entre otros proyectos, el grupo ha acelerado el proceso de migración desde el cable tradicional a la fibra óptica en los tres mercados de origen de Euskaltel: País Vasco, Asturias con Telecable y Galicia con R. El objetivo pasaba por llevar la nueva tecnología a los 2,89 millones de unidades inmobiliarias de su red en estas comunidades autónomas. Al cierre de septiembre, ya había llegado a 1,71 millones.

Además, la teleco anunció que daría un impulso al cambio del descodificador de los usuarios en los mercados de origen de Euskaltel, introduciendo la tecnología tecnología WiFi 6, de forma gratuita.

El propio Meinrad Spenger, CEO de MásMóvil, anunció en otoño que la compañía invertiría 350 millones de euros en los siguientes tres años en los mercados de origen de Euskaltel, dentro de los compromisos adquiridos por la compañía en paralelo con la opa sobre la operadora vasca.

Proyectos similares en otros mercados

Inversión. En términos generales, la nueva operadora salida de la fusión de Orange y MásMóvil podría plantear compromisos de inversión similares a los que se han hecho en transacciones parecidas en otros países europeos. Por ejemplo, Telefónica y Liberty Global se comprometieron a invertir 10.000 millones de libras (unos 11.980 millones de euros) en Reino Unido durante los cinco años siguientes a la fusión de sus respectivas filiales, O2 y Virgin Media, que se cerró en 2021. La nueva teleco británica tiene como objetivos alcanzar una cobertura de móvil 5G del 50% de la población del país en 2023, y llevar fibra a 23 millones de unidades inmobiliarias en 2028.

Reguladores. Con este compromiso de inversiones en infraestructuras, Telefónica y Liberty Global buscaban una mejor sintonía, tanto con las autoridades de la competencia, ante su decisión sobre la propia transacción de O2 y Virgin Media, como con las propias autoridades políticas de Reino Unido. Las dos compañías defendieron entonces que la inversión supondría la transformación de Reino Unido, impulsando oportunidades significativas para el crecimiento, la innovación y desarrollo tecnológico del país.

Normas
Entra en El País para participar