Dos enamorados de España en la boda de MásMóvil y Orange

Meinrad Spenger y Jean-François Fallacher pilotarán la primera gran fusión del sector en el país

Meinrad Spenger y Jean François Fallacher, jefes de MásMóvil y Orange España.
Meinrad Spenger y Jean François Fallacher, jefes de MásMóvil y Orange España.

Es la crónica de una concentración anunciada. Orange España y MásMóvil han iniciado las negociaciones para una fusión. Sus responsables, Jean-François Fallacher (Albi, Francia, 1967), director general de la filial de la operadora francesa, y Meinrad Spenger (Knittelfeld, Austria, 1975), fundador y CEO de su contraparte, son las cabezas visibles de ambas empresas. La nueva firma tendría la forma de una joint venture controlada por ambas al 50%, con una valoración de 19.600 millones de euros

Fallacher nació en Albi, cerca de Toulouse, y es hijo de un médico rural. Su familia siempre esperó que estudiara Medicina, pero su pasión por las matemáticas le hizo cambiar de opinión justo antes de entrar en la universidad, y se decidió por las telecomunicaciones, en la Escuela Politécnica de París. Luego hizo el programa de Desarrollo de Negocios Internacionales de Essec.

En 1995 empezó a trabajar en France Télécom, al frente de un grupo de ventas encargado de grandes clientes corporativos. Cuatro años después fichó por Orange, de la que ya no se iría: en concreto, por EuroNet Internet, la marca para B2B de Wanadoo, una de las divisiones de la operadora, para dirigir marketing desde Países Bajos. En 2001 volvió a Francia para gobernar las operaciones de la matriz. Cinco años más tarde, se convirtió en presidente de Sofrecom, firma de consultoría internacional sobre telecos de Orange. En 2011, pasó a dirigir la filial de Rumanía, y en 2016, la de Polonia. Ambos negocios los devolvió al crecimiento después de años de caída de los ingresos. Desde 2020 es director general de Orange España.

“Mi abuela es vasca del lado francés”, cuenta. “Por eso para mí vivir en Madrid es casi como estar de vuelta en casa. Me encanta la cultura española, el humor, el sol, la comida, el ambiente en las calles y la infinidad de paisajes que hay. En España lo tienes todo”. Padre de cuatro hijos de entre 22 y 29 años (“mi hija adora Madrid, estudió aquí un semestre hace unos años”), le gusta disfrutar de su familia y amigos, así como correr. Es muy madrugador y transmite mucha energía. Tiene una gran capacidad para cohesionar equipos y cuida mucho las relaciones personales, con un gran don de gentes; durante la pandemia llamaban la atención sus abrazos a excompañeros de otros países. Ahora está especialmente pendiente de la situación política en el este de Europa.

Es muy exigente, dicen en su entorno, pero a la vez muy comprensivo y reconoce el trabajo bien hecho. “Me gusta trabajar con personas, en equipo, buscar el consenso y tomar decisiones claras”, afirma. “Creo que ningún individuo es más fuerte que un equipo diverso. En el Real Madrid-PSG de este miércoles se vio que no por tener los tres mejores jugadores del mundo vas a ganar”. Ha adoptado la costumbre española de hacer una pequeña parada diaria, salvo excepciones por motivos de agenda, para compartir el momento de la comida, que aprovecha para charlar con los miembros del comité ejecutivo o de los distintos equipos. Eso le permite establecer lazos personales más fuertes y facilita debatir puntos de vista de forma más distendida.

Es muy habitual encontrárselo un sábado en cualquiera de las tiendas (o centros de atención telefónica) de Orange y que se ponga a ayudar a los clientes y a escuchar las impresiones de los empleados. A estos los tiene muy al día de la situación de la empresa: organiza reuniones con ellos cuando hay noticias como la de la posible fusión.

De Francia a Austria

Su homólogo de MásMóvil, Meinrad Spenger, creció en la localidad de Seckau, de 1.300 habitantes, en la provincia de Estiria, donde sus padres ejercían como maestros. Había más vacas que personas, suele bromear. Presume de su monasterio y del colegio de monjes benedictinos donde desarrolló sus primeros estudios. De adolescente, hizo durante tres veranos prácticas en la papelera y paquetera Mondi, en la sección de impresión. Y, durante el resto del curso, compaginaba el instituto con la ebanistería, de la que aprendió cosas que sigue aplicando en la vida en general, como ser paciente, prestar atención a los detalles y terminar lo que se empieza.

Hizo Derecho en la Universidad de Graz; uno de esos veranos hizo una pasantía en el departamento legal de la importante firma Energie Steiermark. Completó sus estudios en la Universidad de Trieste (Italia). Luego hizo el servicio militar, como investigador de derecho internacional en el Ministerio de Defensa (en el departamento de estrategia, en asuntos relacionados con Kosovo).

A posteriori cursó un MBA en el Instituto de Empresa, en Madrid, y en el centro SDA Bocconi, en Milán. En la beca del máster trabajó como consultor para McKinsey, en Viena, y al terminar lo ficharon como gerente de contratación en proyectos de telecomunicaciones, logística y materias primas de Austria, Alemania, Italia... y España. Eligió este país para crear una teleco porque le encantaba la calidad de vida, la cultura, la comida, el vino, etc. Pero, sobre todo, consideraba que el servicio de las empresas españolas era muy mejorable, y un amigo de Austria había triunfado allí con una operadora virtual.

Está casado con una madrileña, con la que tiene dos hijas. Le gusta mucho esquiar (de pequeño quería dedicarse a ello) y la montaña, así como ir en bici por la sierra de Madrid, donde tiene su segunda residencia. Y visita otros lugares de España: La Mancha, de donde es la familia de su mujer, y el norte: Asturias, Galicia o País Vasco, donde pasó tiempo durante su etapa en McKinsey, para proyectos de Arcelor. También vuelve a menudo a Austria, para ver a su familia (y esquiar). Reconoce ser terco y tenaz a la vez.

En 2006 fundó MásMóvil junto a su socio Christian Nyborg, y es el CEO desde entonces. A base de sucesivas adquisiciones, el grupo fue creciendo, y en 2017 pasó al mercado continuo de la Bolsa española, al son de Don’t stop me now, de Queen. Incluso fue parte del Ibex entre 2019 y 2020.

Ahora ambos enamorados de España pilotarán la primera gran boda de las telecos en el país.

La operación

Se espera que la fusión se firme en el segundo trimestre de 2022 y que concluya en el segundo de 2023, una vez obtenidas las aprobaciones de las autoridades administrativas, de competencia y regulatorias pertinentes. La decisión final deberá venir de la Comisión Europea, dada la dimensión continental de la transacción, especialmente por la presencia internacional de Orange.