Laboral

El coste por hora trabajada escaló hasta el 1,2% a cierre de 2021

Amplía en un punto su crecimiento respecto al trimestre anterior, debido a la menor incidencia de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE)

 Imagen de trabajadores en una empresa.
Imagen de trabajadores en una empresa. Efe

El coste por hora trabajada aumentó un 1,2% en el cuarto trimestre de 2020 respecto al mismo periodo de 2020, ampliando en un punto su crecimiento respecto al trimestre anterior, debido a la menor incidencia de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), lo que propició un aumento del coste salarial, según los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con el repunte del periodo octubre y diciembre, el coste laboral encadena dos trimestres de alzas interanuales tras haber subido un 0,2% interanual en el tercer trimestre del año pasado.

Por componentes, el coste salarial se incrementó un 1,8% en relación al cuarto trimestre de 2020, en tanto que los otros costes bajaron un 0,8%. El coste laboral, excluyendo pagos extraordinarios y atrasos, creció un 1,1% interanual en el cuarto trimestre de 2021.

Estadística explica que, en general, durante los tres últimos meses del año pasado se registró una menor incidencia de los ERTE en todas las actividades económicas, lo que impulsó el crecimiento de los costes salariales en la mayoría de ellas y, en menor proporción, de los otros costes, como consecuencia de las exoneraciones en las cotizaciones sociales.

Eliminando los efectos estacionales y de calendario, el coste laboral por hora trabajada avanzó un 0,6% en el cuarto trimestre de 2021 en relación al mismo periodo de 2020, en contraste con el crecimiento anual del 1% que experimentó en el trimestre anterior.

Con este repunte, se encadenan también dos trimestres de tasas positivas en la serie corregida.

En tasa trimestral (cuarto trimestre de 2021 sobre tercer trimestre del mismo año), el coste laboral por hora trabajada aumentó un 0,8% en la serie corregida de efectos estacionales y de calendario, tras haberse estancado en el trimestre anterior.

Sin tener en cuenta ambos efectos, el coste laboral subió un 3,3% entre octubre y diciembre del año pasado debido, fundamentalmente, al mayor peso de los pagos extraordinarios en relación al tercer trimestre.

Normas
Entra en El País para participar