Patronal

Farmaindustria ficha al jefe de gabinete de la OCDE como nuevo director general

Juan Yermo sustituye al histórico Humberto Arnés, un referente de la patronal de la industria farmacéutica

Humberto Arnés (izquierda) y Juan Yermo, nuevo director general de Farmaindustria.
Humberto Arnés (izquierda) y Juan Yermo, nuevo director general de Farmaindustria.

Comienza una nueva etapa en la patronal Farmaindustria. El veterano Humberto Arnés, director general de la asociación empresarial, se jubila. La asamblea extraordinaria celebrada este miércoles ha nombrado a una persona ajena al sector como su sustituto. El elegido es Juan Yermo, hasta ahora jefe de gabinete de la secretaría general de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Yermo lleva 22 años trabajando en la OCDE, la organización que agrupa a los estados más desarrollados. Anteriormente, trabajó en el Banco Mundial y como analista en Bankers Trust. Es doctor en Económicas por la Universidad de Oxford y desde julio de 2020 ejerce de jefe de gabinete en la OCDE en París, primero con el mexicano Ángel Gurría y actualmente con el australiano Mathias Cormann. El nuevo director general llega a Farmaindustria fichado a través de un headhunter y refrendado por una comisión interna de selección.

A partir de ahora, Yermo ejercerá como director general y Juan López-Belmonte, presidente de Rovi, como presidente de la patronal. Yermo es experto en previsión social, cooperación internacional, políticas públicas y regulación, áreas donde ha ejercido responsabilidades profesionales, según un comunicado remitido por Farmaindustria este miércoles. Ha sido también formador y autor de numerosas investigaciones económicas y ensayos publicados. Atesora también una experiencia amplia en materia de seguridad social, envejecimiento y globalización

Arnés, que ahora se retira, es uno de los más profundos conocedores de la industria farmacéutica. Llegó hace 21 años como director general a la asociación empresarial, que agrupa a la mayor parte de los laboratorios del país y multinacionales. De formación ingeniero industrial, desde 1983 hasta 2001 Arnés ejerció como funcionario en distintos puestos, como subdirector general de Industrias Farmacéuticas, luego como director general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y por último como director general del Instituto de Fomento Regional del Principado de Asturias (IFR).

El puesto de director general en Farmaindustria se encarga de la gestión y relaciones de la organización empresarial, que además cuenta con un presidente rotatorio cada dos años como principal referente y que marca las estrategias de la patronal. Arnés fue fichado en uno de los turnos de presidencia de Jesús Acebillo, entonces primer ejecutivo de la filial española de Novartis. En dos décadas de trabajo, cada uno de los sucesivos presidentes han confiado en Arnés para dirigir la patronal por su amplia experiencia y conocimiento del sector, por ejemplo sobre el tejido industrial, las relaciones con la Administración o la relevancia de la I+D farmacéutica para el país. En su cargo, ha sido un defensor de la importancia de la inversión en Sanidad para superar el gap de gasto público de España respecto a otras economías de la OCDE, un discurso refrendado por la pandemia de Covid-19, tras la que muchos países han apostado por la industria farmacéutica como un sector estratégico. Igualmente, impulsó la autorregulación del sector y la transparencia de las empresas con el sector médico.

"Arnés ha liderado la transformación de la Asociación en este siglo, cuando se ha convertido en referencia entre las patronales empresariales en España, sustentada en su capacidad de diálogo y cooperación con las Administraciones de diferentes gobiernos y con el resto de agentes sanitarios", señala la patronal en el comunicado.

"A Yermo le corresponderá liderar una nueva etapa llena de desafíos, como las crecientes demandas sociales hacia la industria farmacéutica, en especial después de la experiencia de la pandemia, cuando el conjunto de la sociedad ha constatado la relevancia del sector no solo para el cuidado de la salud, sino para el crecimiento económico y el bienestar", apuntan desde Farmaindustria.

Normas
Entra en El País para participar