Industria

La siderurgia entra en paradas con los costes en precios máximos

El níquel quintuplica su precios y ArcelorMittal y Acerinox plantean ERTEs, mientras Celsa bloquea parte de su producción

La siderurgia entra en paradas con los costes en precios máximos

La siderurgia esta en plena emergencia energética. A los costes disparados de la electricidad y el gas se suma la inflación de otras materias primas, como el níquel. Ha multiplicado por cinco su factura y ahora vale 100.000 dólares por tonelada. La Bolsa de Londres ha suspendido su cotización en el mercado de materias primas. Un cóctel de noticias negativas que se ha agravado con la invasión de Ucrania por Rusia.

Las consecuencias hace días que ya están aquí, a miles de kilómetros del conflicto, pero la economía globalizada no conoce fronteras.  ArcelorMittal parará la actividad de su acería de Sestao (Bizkaia). Había arrancado el pasado 3 de marzo después de tres meses sin actividad por el precio de la luz y había operado durante seis jornadas y a tres turnos, para aprovechar las "horas valle", más económicas y sobre todo por la noche.

Sestao estaba en un periodo de descanso de cuatro días para reabrir el próximo 13 de marzo. Pero no arrancará con estos costes. Con horno de arco eléctrico, puede producir una bobina laminada en caliente de 28 toneladas en menos de tres horas. Tiene una capacidad de fabricación anual superior al millón de toneladas. ArcelorMittal aplicará un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a la plantilla de Sestao.

Otra de sus plantas en Euskadi, la de Olaberria (Gipuzkoa), opera a una tercera parte de su capacidad, que es de 900.000 toneladas de perfiles estructurales para la construcción. También produce acero con horno eléctrico. Olaberria se activa en las franjas horarias en las que el coste de la luz baja.

Celsa también ha abierto el ciclo de las paradas selectivas en sus acerías por las subidas en la factura eléctrica. El grupo de la familia Rubiralta monitoriza el consumo de sus hornos y los detiene o activa según el precio de la energía en cada momento.

Acerinox y Sidenor

El mercado mira ahora a la reacción de otras siderúrgicas que también producen acero con horno de arco eléctrico (la mayoría en España). Entre otras, el fabricante de acero inoxidable Acerinox y el productor de aceros especiales Sidenor. El primero ya ha anunciado, de momento, un ERTE para la plantilla de 1.800 trabajadores de su centro de Los Barrios (Cádiz). Olarra, del grupo italiano Roda y que opera en el segmento de Acerinox desde su centro en Sondika (Bizkaia), se plantea parar a partir de la próxima semana.

La citada hiper inflación de los costes, no solo de la luz, sino también del gas y de las materias primas, ha situado a la industria en situación de "emergencia energética". Una coyuntura que afecta a varios sectores fabriles, no solo a la siderurgia, sino también a la automoción, el papel, las azulejeras, los productores de envases de vidrio y otros.

Desde las empresas reclaman medidas urgentes de apoyo a las administraciones, tanto nacionales como comunitarias, y un cambio en el modelo de fijación de los precios de la luz, un sistema marginalista que ahora está gravada por los costes del gas, que además es el que menos generación aporta (un 20 % frente al 42 % de las renovables y el 21,5 % del ámbito nuclear).

Normas
Entra en El País para participar