McDonald's cierra sus 850 restaurantes en Rusia

En ellos trabajan 62.000 personas, que seguirán percibiendo su retribución

Un restaurante de McDonald's en Moscú
Un restaurante de McDonald's en Moscú

La Plaza Roja de Moscú se queda sin McDonald's. La compañía estadounidense de comida rápida ha decidido este martes cerrar todos sus restaurantes ubicados en Rusia, unos 850, en respuesta a la invasión de Ucrania. Así lo ha confirmado su consejero delegado, Chris Kempczinski, en una carta dirigida a la plantilla.

"A medida que pase el tiempo, McDonald's seguirá evaluando la situación y determinará si hay que tomar medidas adicionales. En este momento, es imposible predecir cuándo podremos volver a abrir nuestros restaurantes en Rusia", dice Kempczinski y recoge Bloomberg. "Estamos experimentando problemas en nuestra cadena de suministro además de otro tipo de impactos operativos. Seguiremos analizando también la situación humanitaria", añade.

En los restaurantes rusos de McDonald's trabajan cerca de 62.000 personas, que según ha informado la compañía, continuarán recibiendo sus salarios. Esta no desglosa en sus resultados el peso que tiene el mercado ruso en sus ventas. Sí detalla que, al cierre de 2021, tenía 518 millones de dólares en activos expuestos al rublo, un 3% menos que un año antes.

"El conflicto en Ucrania y la crisis humanitaria en Europa ha causado un sufrimiento inexplicable a gente inocente. Condenamos la agresión y la violencia y rezamos por la paz", dice la misiva del primer ejecutivo de la compañía. "La situación es extraordinariamente compleja para una marca global como la nuestra, y hay muchas consideraciones. Durante 66 años, hemos operado con el convencimiento de que las comunidades son mejores cuando hay un McDonald's (...). En Rusia empleamos a 62.000 trabajadores (...) y trabajamos con cientos de proveedores locales", añade. "Trabajando en contacto con nuestro presidente, Rick Hernández, y el resto del consejo directivo durante la semana pasada, McDonald's ha decidido cerrar temporalmente todos nuestros restaurantes y pausar todas las operaciones en el mercado".

Otro de los gigantes de la comida rápida, Yum!, propietaria de KFC, no ha decidido todavía el cierre de sus locales en Rusia. Allí cuenta con unos 1.000 restaurantes de su enseña de pollo frito, y otros 50 de Pizza Hut, todos operados por franquicias. Sí ha decidido suspender "todas las inversiones y el desarrollo de la red en Rusia, mientras analizamos medidas adicionales".

Normas
Entra en El País para participar