Guerra en ucrania

Microsoft, AirBnB, Siemens Gamesa... el éxodo empresarial de Rusia no cesa

Decenas de empresas occidentales abandonan el país a consecuencia de la invasión de Ucrania

Microsoft, AirBnB, Siemens Gamesa... el éxodo empresarial de Rusia no cesa
AFP

A la larga lista de grandes empresas que han abandonado o interrumpido sus negocios con Rusia, principalmente energéticas, eléctricas y logísticas, se unieron el viernes otras como Microsoft, Intel, Google, Siemens, Gamesa, Aeroflot o Airbnb. Las dos primeras anunciaron que suspendían la venta de productos informáticos en Rusia o Bielorrusia tras la invasión de Ucrania. Google suspendió sus anunicos en el país. Siemens Gamesa también confirmó que paralizaba “por el momento cualquier nueva actividad comercial en Rusia” debido a la invasión rusa de Ucrania y en respaldo a las sanciones impuestas por la comunidad internacional.

Otra de las grandes compañías que optó por suspender sus operaciones en Rusia fue la plataforma de pisos turísticos Airbnb. En un mensaje en Twitter el consejero delegado de la compañía, Brian Chesky, confirmó que la fundación Airbnb.org ofrecerá alojamiento gratuito a cerca de 100.000 refugiados que en este momento están huyendo desde Ucrania a países vecinos como Polonia o Rumanía. Del lado ruso, se ve también afectada por el conflicto la aerolínea rusa Aeroflot, excluida de Amadeus y Sabre, las dos grandes plataformas que controlan la oferta mundial de billetes de avión para que sean reservados por agencias, webs y empresas. La empresa del Ibex no firmará contratos nuevos en Rusia y continuará evaluando su cartera de trabajo existente en Rusia por el conflicto.

Otro sector cuyo boicot puede castigar a la economía rusa es el transporte. La capacidad exportadora del país ya está en el aire, pero además las grandes navieras han suspendido su tráfico de contenedores. Entre ellas las mayores del mundo, la danesa Maersk y MSC. Tampoco envían barcos a Rusia los operadores ONE de Japón, la alemana Hapag Lloyd y la francesa CMA CGM.

En el retail, queda la incógnita de Inditex. El gigante español de la distribución (engloba a a marcas como Zara, Bershka, Stradivarius o Pull&Bear) cuenta con 527 tiendas en Rusia y es una de las 30 empresas mundiales con mayor exposición al impacto negativo de la invasión rusa en Ucrania, según la firma de análisis MacroYield. De hecho es la única española de la lista, ya que las ventas en Rusia suponen un 6% del total de su cifra de negocio. En su sector, multinacionales como H&M, Nike, Adidas, Mango o Burberry, menos expuestas, han optado por suspender de forma temporal o indefinida sus ventas a Rusia. También Ikea anunció el cierre de sus establecimientos en el país. Por otro lado, tecnológicas como Netflix, Oracle, SAP y HP han hecho lo propio en días anteriores.

Normas
Entra en El País para participar