Invasión rusa

Contenido el incendio en la mayor central nuclear de Europa tras un ataque ruso

Rusia toma el control de la central, cuyos niveles de radiactividad se encuentran dentro de los rangos normales

Un ataque de las tropas rusas a la central nuclear de Energodar, en la región de Zaporiyia, en el sureste del país, ha provocado un incendio en partes de la central, la mayor de Europa, según informó el Servicio de Emergencias de Ucrania. El organismo señaló que el incendio se desató en un edificio fuera de la planta, y fue extinguido poco después. El Servicio Estatal de Emergencias de

Ucrania emitió un mensaje tranquilizador: los niveles de radiactividad se encuentran dentro de los rangos normales, y las autoridades reportaron al Organismo Internacional de Energía Atómica que el incidente no ha afectado a equipos "esenciales". Según el Servicio Estatal de Emergencias. Según, el incendio se produjo en el edificio de formación "fuera de la central nuclear" misma. Explicó que se desconectó del sistema único de energía la tercera unidad y que solo la cuatro está en funcionamiento. A primera hora de la mañana, el regulador nuclear de Ucrania informaba que las tropas rusas han tomado ya el control de la central, y que el personal de la planta controla el estado de los bloques y garantiza su correcto funcionamiento.

Un misil había impactado en la unidad número uno de la central nuclear, dijo el el ministro de Energía, Herman Halushchenko, dijo a Bloomberg Television. Los reactores están "protegidos por sólidas estructuras de contención" y se están cerrando de forma segura, dijo la secretaria de Energía de EE UU, Jennifer Granholm, y añadió que su departamento había activado su equipo de respuesta a incidentes nucleares.

El alcalde de Energodar, Dmitry Orlov, indicó en su cuenta de Telegram que en la central nuclear se desató un incendio tras disparar las fuerzas rusas contra la planta y que se declaró una amenaza para la primera unidad tras haber sido alcanzada por proyectiles. "¡Amenaza a la seguridad mundial! Como resultado del bombardeo enemigo continuo de edificios y unidades de la planta de energía nuclear más grande de Europa, la planta de energía nuclear de Zaporiyia está en llamas", escribió.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, se dirigió a Europa para pedirle que "despierte ya" ante el "terrorismo nuclear" de Rusia, después del ataque. "¡Europa debe despertarse ya! La central nuclear más grande de Europa está en llamas, se están desconectando ahora mismo unidades nucleares", señaló en un vídeo colgado en la cuenta de Telegram de la oficina presidencial. El presidente indicó que los tanques rusos están equipados con cámaras termográficas para que los soldados sepan adónde disparar y por lo que "se estaban preparando para ello".

Zelenski explicó que ya se puso en contacto con el presidente de EEUU, Joe Biden; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; el canciller alemán, Olaf Scholz; el presidente polaco, Andrzej Duda; el primer ministro británico, Boris Johnson, así como con el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi. Señaló que, "por primera vez en nuestra historia, en la historia de la humanidad, el Estado terrorista (Rusia) ha recurrido al terrorismo nuclear".

Durante su charla con Zelenski, Johnson señaló que "las acciones temerarias del presidente (ruso, Vladímir) Putin podría ahora amenazar directamente la seguridad de toda Europa". El Ministerio de Asuntos Exteriores de China, por su parte, instó a todas las partes a garantizar la seguridad de las instalaciones nucleares en Ucrania. "Vigilaremos la situación y pediremos a todas las partes que ejerzan a todas las partes a que actúen con moderación, eviten la escalada y garanticen la seguridad de las de las instalaciones nucleares", dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Wang Wenbin, en una sesión informativa diaria. China se ha negado a condenar el ataque de Rusia a Ucrania o a calificarlo de invasión. Wang dijo el viernes que China está "muy preocupada" por la situación.

El portavoz de la central nuclear, Andrii Tuz, explicó que hace unos días la unidad se puso en estado de reparación programada, pero que aún había combustible nuclear dentro del reactor que no se había descargado. El ministro ucraniano de Exteriores, Dmitro Kuleba, afirmó en un tuit que la medición de la radiación en la planta "es actualmente normal", pero señaló que el Ejército ruso la bombardea "desde todos los lados". "Si explota será 10 veces más grande (la catástrofe) que Chernóbil" en 1986, alertó. "Los rusos deben cesar el fuego inmediatamente, permitir el accesoa los bomberos y crear una zona de seguridad", tuiteó.

Normas
Entra en El País para participar